El Estado decide si sale en auxilio de la producción

La solicitud de eximición de impuestos y/o aporte del Fondo de Emergencia Nacional fue presentada ayer en La Plata ante distintas autoridades.

Por
10deOctubrede2003a las08:45

Dentro de las próximas 72 horas se podrá conocer con exactitud cuál es el grado de la eximición de impuestos que el Estado nacional estaría dispuesto a convalidar a los productores del sudoeste bonaerense afectados por la sequía y declarados en estado de emergencia.

La novedad fue comunicada ayer a este diario directamente por el ministro de Asuntos Agrarios y Producción de la provincia de Buenos Aires, ingeniero Rafael Magnanini, quien además agregó que también se podrá conocer cuál es el aporte que hará el Estado con dinero proveniente de un Fondo Nacional de Emergencia, para paliar las pérdidas por sequía, estimadas en 208.000.000 de pesos, en los 13 partidos afectados.

La presentación a tales efectos tuvo lugar ayer en dependencias de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Nación, con la presencia del ministro de Asuntos Agrarios bonaerense, Rafael Magnanini; el director de la AFIP, Alberto Abad; el secretario de Agricultura de la Nación, Miguel Campos; el director del Banco Nación, Quevedo Carrizo; el director de la Caja de Jubilaciones del Banco de la Provincia de Buenos Aires, Dámaso Larraburu, y los legisladores provinciales Alicia Fernández, Juan Pedro Tunessi, y Jorge Otharán, además de los intendentes Aldo Mensi y Alberto Gutt.

La reunión estuvo dirigida por un lado a tratar de obtener del gobierno nacional la eximición del pago de impuestos contemplada en la ley 24.959 y sus decretos reglamentarios, para casos de emergencia como el actual, además de entregar un estudio realizado por el ministerio de Asuntos Agrarios, en el que se constató una pérdida económica de 208.000.000 de pesos en los 13 partidos bonaerenses afectados por la sequía, con una existencia previa al fenómeno de 4.300.000 cabezas bovinas.

Entre los gravámenes cuya eximición se solicitó, aparecen: Renta Mínima Presunta, impuesto a las Ganancias, y Bienes Personales.

Las autoridades nacionales presentes en la reunión también escucharon un pedido para que se asista a los productores con recursos pertenecientes a un Fondo Nacional de Emergencia.

La zona del sudoeste bonaerense afectada por la falta de lluvias y la pérdida de cosechas se aproxima a las 7 millones de hectáreas, distribuidas entre unos 8.500 productores, de los cuáles solamente 3.500 solicitaron ser tenidos en cuenta por su situación de emergencia.

"Ese listado de productores se lo proporcionamos al Banco Nación y a la AFIP, para que no sean intimados y sea contemplada su situación. Paralelamente, la AFIP deberá verificar el carácter de las declaraciones juradas efectuadas, para poder, a partir de allí, establecer el grado de las exenciones", confirmó ayer a "La Nueva Provincia" , desde la ciudad de La Plata, el ministro Rafael Magnanini.

Interrogado por el mecanismo que se pensaba aplicar desde su ministerio, Magnanini respondió que "está muy claro que la implementación del plan de asistencia correrá por cuenta de cada municipio".

"Esto quiere decir que el dinero que se reciba se prorrateará en función de las condiciones de cada explotación, y luego cada municipio deberá elevar un plan donde figure el destino que le dará a los fondos", redondeó el ministro.

Destacó especialmente, que en la distribución de la ayuda no merecerá consideración ningún parámetro político, sino que "deberá ser cada intendente el que evalúe la situación de sus vecinos en base a variables técnicas".

"Quiero que cada uno rinda cuentas en el lugar que vive. Los pocos pesos que hay, quiero que los administre cada intendente con su comisión de emergencia local", finalizó el ministro.

Temas en esta nota