Desde ahora no habrá plazos fijos por menos de 30 días

Hasta ahora el mínimo era 7 días. En esa condición se encontraba el 8,5% de los depósitos. El Central también redujo exigencias a los bancos. Así, buscan incentivar el crédito y apuntalar la reactivación.

11deOctubrede2003a las07:28

Annabella Quiroga.
aquiroga@clarin.com

En un intento por normalizar el sistema financiero, el Banco Central decidió llevar a 30 días el plazo mínimo para hacer los plazos fijos. Así, ya no será posible hacer colocaciones a 7 o a 14 días. Además, el Central modificó el régimen de encajes bancarios, para que las entidades tengan más fondos disponibles para salir a dar crédito. Y de esa manera apuntalar la reactivación.

Esta decisión de eliminar la posibilidad de hacer plazos fijos a menos de 30 días repercute sólo sobre el 8,5% de los depósitos. Del total de las colocaciones en el sistema financiero sólo 3.214 millones fueron tomados a plazos inferiores a 29 días. El grueso de los depósitos está hecho a un plazo de entre 30 y 50 días. Con 21.139 millones de pesos, esta franja acapara el 55,9% de las colocaciones.

Los plazos fijos a menos de 30 días son elegidos principalmente por las empresas. Fueron instituidos en el 2001, cuando el sistema financiero comenzaba a vaciarse con la salida de depósitos. Como un manotazo de ahogado, el ex ministro Domingo Cavallo decidió autorizar colocaciones a 7 días para atraer depósitos al sistema en momentos en que los inversores huían.

La decisión del Central llega en tiempos en que las tasas de interés para los depositantes son mínimas. De hecho, la entidad presidida por Alfonso Prat-Gay tuvo que declarar desierta la última licitación para colocar a 30 días las Lebac —los títulos de corto plazo que emite el Central—, porque no hubo oferentes. Y recién consiguió compradores para las Lebac a 63 días con una tasa de 1,95% anual.

El rendimiento de las Lebac marca el pulso de las tasas de interés que pagará el mercado. Hoy la tasa promedio para los plazos fijos a 7 días es del 1,7% anual y para 30 días llega al 4,32%.

Con el dólar cuesta abajo, los inversores se vuelcan a los depósitos. Ayer la divisa cerró a 2,82 para la compra y 2,86 para la venta. En la semana la cotización cayó cinco centavos y se ubicó en el valor más bajo en los últimos dos meses.

Al anular las colocaciones más cortas, la entidad oficial busca estimular a los ahorristas a que apuesten a largo plazo para que el sistema financiero gane mayor estabilidad. La medida forma parte de la comunicación "A" 4032, en la que además se reformula el esquema de encajes bancarios, que es el porcentaje de los depósitos que deben dejar inmovilizado.

Para algunas colocaciones bajan los encajes y para otras aumentan. La reducción de los encajes era uno de los compromisos que el Gobierno había asumido con el FMI en el acuerdo firmado en setiembre. A partir de ahora, los bancos deberán inmovilizar 23% de sus depósitos a la vista (cuentas corrientes y cajas de ahorro) en pesos y un 14% de los plazos fijos de 30 a 59 días en cualquier moneda. Este cambio implica una baja de 2 puntos porcentuales en los encajes para las colocaciones a la vista en pesos.

Con este esquema se busca inyectar mayor liquidez en el mercado y así incentivar a los bancos a que tengan una política más agresiva al otorgar préstamos. La medida llega en medio de la polémica entre el Gobierno y los bancos por la falta de financiamiento. Mientras desde el Palacio de Hacienda se insiste en que los bancos no se esfuerzan lo suficiente para reactivar el crédito, la respuesta de los banqueros es que el crédito está parado porque no hay demanda. El temor del e

Temas en esta nota