Cosecha argentina de trigo estará por debajo de 2002

La corredora Granos del Paraná estima que se cosecharían este año 12 millones de toneladas. En cuanto a la soja, pronostica un incremento del área sembrada de 800.000 hectáreas

Por
16deOctubrede2003a las08:14

El miércoles por la tarde, la corredora Granos del Paraná emitió su informe semanal, donde esta vez analiza los datos de la SAGPyA sobre intención de siembra y área trigueña afectada. Veamos.

En el caso del trigo, la secretaria de Agricultura califica como zona con déficit hídrico a las regiones de las Delegaciones de Laboulaye, Marcos Juárez, Río Cuarto y San Francisco, las que en conjunto aportan un área triguera de 800.000 hectáreas. Similar situación se observa en el oeste bonaerense y La Pampa en donde se sembraron alrededor de 630.000 hectáreas; en el sur de Santa Fe (Venado Tuerto y Casilda) con 250.000 y en el NOA (Salta , Catamarca y Jujuy) con 120.000. El total de hectáreas localizadas en estas zonas es de 1,8 millones, superficie que comprende el 30% de las 6 millones sembradas en todo el país.

Por otra parte, si bien la lluvias en octubre aliviaron la falta de humedad en la región triguera de sudoeste bonaerense, las expectativas siguen siendo de rendimientos inferiores a los normales. En suma, el estado del cultivo de trigo no es satisfactorio y la situación climática ya define rendimientos promedios muy bajos para la temporada 2003/04.

A partir de estos datos, se esta perfilando una producción claramente inferior a los 13,5 millones de toneladas estimadas por el USDA en su informe de octubre, tendiendo a un volumen más cercano a los 12,0 millones, por debajo de las 12,3 Mt de 2002/03.

Maíz y girasol.

La siembra de maíz se muestra retrasada con respecto al ritmo normal de avance. Al 10 de octubre la superficie implantada alcanzaba al 27% de la intención de siembra (según cifras oficiales sin cambios en 3,15 millones de hectáreas) comparado al 36% registrado a igual fecha del año pasado. La situación más crítica se observa en Córdoba, donde la siembra se pudo completar en sólo el 18% de las 933.000 estimadas, en tanto que en la Delegación de Río Cuarto, que aporta 400.000, todavía no se iniciaron aún las tareas.

El interrogante relacionado con la producción del forraje se refiere a la posibilidad de completar la siembra prevista, así como el impacto que tendrá sobre los rendimientos el retraso de las labores; por lo cual, frente a este contexto se presenta como muy optimistas la estimación de 16.0 mill de ton difundida por el USDA en su informe de octubre.

En girasol la situación también es comprometida, con expectativas menos optimistas que hace unos meses. El avance de siembra se ubica en el 21% de las 2,3 millones de hectáreas sembradas, frente al 23% a igual fecha del año pasado; en tanto que algunas estimaciones ya prevén un área menor a la señalada.

La seca y el retraso de siembra se presentan como un sostén adicional para el cultivo de soja, el que ya se encuentra estimulado por los altos precios. Las primeras proyecciones de área 2003/04 proyectaban un incremento de 300.000 hectáreas, pero con el paso de los días fueron evolucionando a superficies superiores a los 13,5 o 13,6 millones, lo que supone un aumento del orden de las 800.000 hectáreas.

Temas en esta nota