Habrá facilidades de pago para los monotributistas

También incluirá a los autónomos; el plan alargará plazos y bajaría la tasa de interésSe aplicaría a fines de añoResta definir si se instrumentará mediante una resolución o un decreto presidencialLos tributaristas apoyan la medida por los efectos de la crisis

17deOctubrede2003a las08:14

El Gobierno prepara un regalo para que los autónomos en general y los monotributistas en particular pasen un fin de año más feliz.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) trabaja sobre un plan de facilidades de pago que beneficiaría a unos 2.600.000 contribuyentes, con una ampliación de plazos y una eventual reducción de la tasa de interés que permitiría regularizar la situación de los incumplidores entre esas dos categorías.

Según informaron a LA NACION fuentes de la AFIP, el plan permitirá prolongar de 12 cuotas a un plazo que oscilaría entre 46 y 60 meses el período de pago para que los morosos se pongan al día. Además, el organismo fiscal estudia una reducción de la tasa del 3% mensual que se aplica para este régimen de facilidades, debido a que en el mercado se la considera casi "usuraria".

El nuevo programa de facilidades de pago se aplicaría a partir de diciembre próximo. Aún resta saber si se concretará a través de una resolución de la AFIP o de un decreto presidencial, que le otorgue un paraguas legal y una resonancia política más trascendente.

Si se aplicara una reducción de los intereses, sería una moratoria impositiva y, por lo tanto, debería contar con el aval del Congreso Nacional.

La vía legal que se elija será fundamental para determinar el éxito o el fracaso de la iniciativa, ya que en el pasado perdieron peso numerosos planes similares con el correr del tiempo, hasta quedar casi en el olvido.

Deuda pendiente

En la AFIP admitieron que el plan, que se maneja en forma reservada, "busca otorgar un plazo razonable, ya que hay mucha deuda pendiente". Los datos oficiales indican que existen unos 3.300.000 autónomos, pero sólo 672.000 de ellos cumplen con su obligación de pago mensual.

El bajo nivel de cumplimiento tributario se repite en el caso de los monotributistas: 1.300.000 inscriptos y 387.000 aportantes.

Más allá de la falta de "limpieza" de los padrones -que determina que muchas personas que ya se han dado de baja aún figuren como inscriptas en autónomos-, los técnicos de la AFIP y la mayoría de los tributaristas admiten que la crisis de los últimos dos años incrementó la morosidad a niveles "siderales".

De hecho, el ex director general de la Dirección General Impositiva (DGI) Leonel Massad dijo a LA NACION que "pocas veces se han dado tantos motivos que justifiquen una medida de esta clase".

"Aunque estoy en contra de todo tipo de moratorias y sobre todo de la condonación de intereses, venimos de una crisis fenomenal con la devaluación y la recesión que podría justificar en forma excepcional una medida de esta naturaleza", sentenció Massad.

El tributarista agregó que el fisco debería reimplantar el sistema de presentación espontánea "en forma permanente y para todos los contribuyentes", tal como rigió a fines de los años 90.

Según Massad, a través de esta iniciativa "todo aquel que se presente sin que nadie se lo pida no recibiría sanciones y obtendría una reducción de intereses y mayores plazos para pagar". Por si acaso, el especialista aclaró que, luego de aplicar el beneficio, "la AFIP debería controlar que la gente cumpla, y al que no lo haga hay que reventarlo ". En la misma sintonía se pronunciaron los especialistas Angel Schindel y Eugenio de Mayolas.

Schindel, titular de la cátedra de Impuestos II de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA), explicó que, "salvo por el caso de algunos vivillos que no pagan aunque tengan la capacidad para hacerlo, la mayoría de los autónomos que no cumplen se debaten entre comer, pagar sus gasto

Temas en esta nota