La economía creció 7% en ocho meses

La expansión se desaceleró en la etapa de negociaciones con el FMI En agosto la actividad aumentó 8 % comparada con el mismo mes de 2002. Respecto de julio subió 0,1% .

Por
18deOctubrede2003a las08:27

La actividad económica registró en agosto un incremento del 8 por ciento respecto a igual mes del año pasado y un ligero avance de 0,1 por ciento en relación a julio, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).
 
 Con este resultado, la economía en su conjunto creció un 7 por ciento entre enero y agosto, y proyecta un "piso" de incremento del 6,6 por ciento para todo el año, anticipó el organismo.
 
 Los datos corresponden al Estimador Mensual de Actividad Económica (Emae) que elabora el Indec y es un anticipo del análisis del Producto Bruto Interno (PBI) que se informa trimestralmente.
 
 Si bien la suma intermensual (0,1%) resulta inferior a la del 1,8 por ciento que registró julio en comparación a junio, analistas del Ministerio de Economía aseguraron que este menor crecimiento estuvo signado a las incertidumbres generadas en ese momento por el proceso electoral y las negociaciones en busca de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.
 
 Pero más allá de esta desaceleración coyuntural "las proyecciones de crecimiento de la economía están ya en un piso del 6,6 por ciento", destacó ayer el director de cuentas públicas del Indec, Fernando Cerro.
 
 "Si continúan la tendencia positiva en el último trimestre del año podremos llegar a un crecimiento del 7 por ciento de la economía, como dicen algunas consultoras privadas", afirmó el funcionario del Indec. El ministro de Economía, Roberto Lavagna, aseguró a comienzos de mes que la economía podría crecer este año alrededor del 6 por ciento.
 
 Esta estimación resultó la segunda corrección alcista en el pronóstico que comenzó con un crecimiento de la economía calculado en el 3,5 por ciento, seguida por otra del 4,5 en mayo, para dar el 5,5 en junio y ahora hablar de un 6 por ciento.
 
 
 El motor del desarrollo
 Luego de que el crecimiento de la economía estuvo impulsado en el primer semestre principalmente por las exportaciones agrícolas, y en menor medida por el proceso de sustitución de importaciones, entre julio y diciembre se apunta a la reactivación del mercado interno como principal motor del desarrollo.
 
 Es en este marco que la actividad de la construcción registró en marzo de este año un aumento del 35 por ciento en comparación a igual mes del 2002, la industria un 14; y entre los servicios públicos los aumentos interanuales alcanzaron al 17,4 por ciento en el gas, del 11,8 en electricidad, y del 8 por ciento en telecomunicaciones.
 
 Ante los pronósticos alentadores, el director de Cuentas Públicas de Economía, José Luis Maia, advirtió que "parece haber una carrera desde los analistas y los periodistas para ver quién dice la cifra más alta de crecimiento".
 
 "Es posible que la economía pueda crecer este año al 7 por ciento, pero hay que ser cauto. Además la industria no puede crecer todos los meses un dos por ciento con respecto al mes anterior, no hay economía en el mundo que tenga esos niveles", aseguró el funcionario.
 
 Consideró que la falta de crédito "no es una restricción para el crecimiento en el corto plazo", ya que existe mucho autofinanciamiento, y destacó que el crédito "dejó de contraerse, y la tendencia es a ir hacia arriba". Ahora, en lugar de orientarse al consumo, como fue en los 90, "el crédito se orienta hacia la inversión, la cual en el tercer trimestre estaría creciendo por encima del 30 por ciento interanual". 
 

Temas en esta nota