De la mano del agro, el Mercosur tiene otra oportunidad

Con las nuevas perspectivas políticas y económicas en Brasil y en la Argentina, el Mercosur nuevamente ha recobrado impulso.

Por
18deOctubrede2003a las08:32

Por Luciano Miguens
Para LA NACION

Con las nuevas perspectivas políticas y económicas en Brasil y en la Argentina, el Mercosur nuevamente ha recobrado impulso.

Estamos una vez más frente un relanzamiento del bloque regional y, a medida que transcurre el tiempo, la consolidación y profundización de este proyecto de integración se hace cada vez más necesario y urgente.

El camino hacia la Unión Aduanera debe ser definido e implementado en el corto plazo, con el objetivo de lograr una agresiva inserción en el comercio internacional y permitir incrementos en los niveles de desarrollo de los Estados parte.

El sector agropecuario ha tenido un rol destacado en el avance del proceso de integración, principalmente a partir de un incremento significativo del comercio intrabloque bajo un escenario dinámico y competitivo que exige la incorporación permanente de tecnología.

Hay sectores, como el azucarero, porcino, avícola y arrocero que han tenido y tienen serias dificultades para complementarse con nuestro socio principal, Brasil.

A partir de acuerdos sectoriales, que en algunos casos también llevó a presentaciones a los órganos de solución de diferencias del bloque, se ha logrado avanzar transitoriamente en pos de minimizar los efectos antes mencionados.

En este sentido vemos como una gran oportunidad la reciente creación del Consejo Agropecuario del Sur (CAS), conformado por los ministros y secretarios de Agricultura y Ganadería de la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, más los de Bolivia y Chile, cuyo objetivo es lograr avances concretos en las políticas comerciales, sanitarias y fitosanitarias; negociaciones internacionales y la integración de las cadenas productivas.

Foro regional

Asimismo, ha sido convocado a interactuar con plena participación el sector privado, constituyendo el Foro Regional de Organizaciones Privadas del Sector Agropecuario y Agroindustrial. En la reunión que mantuvimos en la ciudad de Montevideo el 8 del actual se ha fijado una agenda de trabajo integral.

En ésta se priorizó la implementación en forma inmediata de una política sanitaria regional con el fin de avanzar definitivamente con un programa consistente para la fiebre aftosa. La realización de acciones sanitarias conjuntas con el propósito de poner en marcha un programa de vacunación y control regional de la enfermedad es imprescindible si queremos avanzar en los mercados internacionales con nuestros productos pecuarios. Asimismo, se evaluó la situación actual del estado de la enfermedad y acciones sanitarias en los distintos países y, en particular, en Bolivia.

Como consecuencia de este intercambio fluido de información se logró que Brasil abriera días pasados nuevamente su mercado a las carnes bovinas argentinas, lo cual consideramos muy positivo.

Punto de partida

Otro aspecto por destacar fue el reconocimiento del

Temas en esta nota