Ruralistas apuntan ahora a la política

CARBAP pretende elaborar proyecto agropecuario nacional

Por
20deOctubrede2003a las08:30

Una mayor participación política de los productores fue reclamada durante el Congreso CARBAP 2003, contexto en el que también se pidió la elaboración de un proyecto agropecuario nacional para ser entregado a las agrupaciones partidarias.

«Es necesario que las entidades promuevan una mayor participación de sus integrantes en la política nacional y municipal y una mayor interacción con las organizaciones sociales», sostuvieron los congresales que reunieron en esta ciudad.

En el Congreso, que se realizó bajo la consigna «Por nuestro país, con el campo», del que participaron más de 150 delegados de Buenos Aires y La Pampa, también se propuso la idea de apuntalar la capacitación de los dirigentes y constituir equipos técnicos que los habilite para discutir con fundamentos problemas como la integración en el Mercosur o debatir sobre temas relacionados a las políticas de comercio internacional.

Los dirigentes ruralistas pretenden afianzar su poder político para influir en las decisiones sectoriales, pero recelan de adherir a partidos que condicionen su accionar, coincidieron los asistentes al Congreso.

«Hay que elaborar un programa agropecuario nacional que se proyecte como una política de Estado para el sector, pero dudamos en adherir a los partidos políticos porque pueden condicionar el comportamiento de nuestros dirigentes», puntualizó una de las conclusiones propuestas por los asistentes al Congreso que concluyó en Tandil.

Sin embargo, se advirtió al mismo tiempo que «los productores agropecuarios deben abandonar su proclamada independencia y prescindencia política para atender lo que hacen y proponen» los partidos.

• Protesta

«Sin involucrarnos en las decisiones terminamos pasando directamente a los reclamos y a la protesta», agregó la ponencia. Los productores manifestaron también la conveniencia de «buscar nuevas formas de financiación» que aseguren los fondos necesarios para el desarrollo de la actividad gremial, la capacitación, y eventualmente, «la remuneración» de los dirigentes.

«El Congreso es consecuencia de la profunda crisis económica y social vivida por el país. Los dirigentes tuvimos parte de responsabilidad y debemos revisar qué hicimos mal o qué dejamos de hacer, para que la situación no se repita», precisó Mario Llambías, titular de CARBAP.

Temas en esta nota

    Load More