El BCRA prevé que el PBI subirá 6,9%

La autoridad monetaria pronosticó una inflación del 3% para todo el 2003.La entidad difundirá mes a mes un informe sobre los principales indicadores económicos.

21deOctubrede2003a las08:13

La economía argentina se encamina a un crecimiento del 6,9 por ciento en el 2003 en medio de uno de los períodos de mayor estabilidad de precios para un régimen de flotación, con una recuperación sustentada en el consumo privado y utilización intensiva del empleo que marcará una nueva baja de un punto porcentual del desempleo en la medición de octubre.

Esa es la radiografía de la economía argentina que planteó ayer el Banco Central (BCRA) en su primer informe de inflación, un documento que la entidad que preside Alfonso Prat Gay difundirá a partir de ahora periódicamente para fijar el panorama sobre el que sustentará la política de metas de inflación que regirá la marcha de la economía local.

La entidad monetaria aseguró en su Informe de Inflación que "la estabilidad de precios puede convivir con una fuerte recuperación de la economía aún cuando ésta sea liderada por el consumo", pronosticó el final del proceso deflacionario, y señaló que el 2004 se caracterizará por un aumento moderado de la inflación.

El trabajo pronostica que el Indice de Precios al Consumidor (IPC) cerrará 2003 en torno del 3 por ciento, "uno de los registros más bajos para un régimen de flotación cambiaria en nuestro país y por debajo del rango del 5 por ciento al 15 por ciento estipulado en el programa monetario de junio".

La entidad que preside Alfonso Prat Gay reconoce que la inflación observada es menor a la esperada, pero señala que también "es inferior a la inflación subyacente a juicio del BCRA, lo que sugiere no modificar el programa monetario vigente para 2003 que prevé una expansión de la base monetaria entre puntas de hasta 35 por ciento".


Cómo crecerá la economía.

La entidad monetaria resaltó que "los primeros indicadores de la segunda mitad del año sugieren un crecimiento similar al de la primera mitad (8,4%), lo que arrojaría un crecimiento promedio del PBI real del 6,9% en 2003 y un arrastre estadístico de 2,8 puntos porcentuales para 2004".

Esta estimación está muy por encima de la que oficialmente sostiene el Ministerio de Economía, en el orden del 5,5% del PBI, pero muy cercana a las de distintas entidades privadas que pronostican un crecimiento del 7% en el producto para todo el año.

"Históricamente, son escasas las ocasiones en las que la estabilidad de precios ha convivido con semejante ritmo de expansión de la actividad económica", señala el trabajo del Central que revela además que el aumento está explicado fundamentalmente por "un mayor dinamismo en el gasto interno en contraposición con los primeros trimestres de la recuperación de 2002, donde el principal impulsor fue el sector externo".

Para el BCRA la recuperación de la actividad económica en este período se sustentó principalmente en la mayor utilización de la capacidad instalada de la industria manufacturera.

Sin embargo, advierte que el potencial de crecimiento en el largo plazo estará determinado por un aumento persistente de la inversión y las exportaciones.


El motor del crecimiento
La entidad rectora de la política monetaria sostiene que "a pesar de la escasez de crédito, el consumo privado, que en el primer semestre creció poco más de 5% interanual, se perfila como el principal motor de crecimiento para el semestre".

"Mientras el BCRA avanza hacia la consolidación de un ancla monetaria basada en las expectativas (metas) de inflación, los resultados van acomodándose en la línea deseada: la economía atraviesa hoy uno de los períodos de mayor estabilidad de precios para un régimen de flotación de la historia", destaca el documento del Central.

La entidad monetaria señala que "h

Temas en esta nota