Emergencia hídrica en Misiones

El Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (IMAS) dispuso la emergencia hídrica en Puerto Iguazú y analiza adoptar igual medida en las localidades de San Pedro, Bernardo de Irigoyen, San Antonio y San Ignacio debido a problemas de provisión de agua, ya que sus plantas potabilizadoras se surten de arroyos cercanos y de perforaciones, muy afectados por la sequía.

Por
22deOctubrede2003a las08:08

POSADAS (De nuestro corresponsal).- El Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (IMAS) dispuso la emergencia hídrica en Puerto Iguazú y analiza adoptar igual medida en las localidades de San Pedro, Bernardo de Irigoyen, San Antonio y San Ignacio debido a problemas de provisión de agua, ya que sus plantas potabilizadoras se surten de arroyos cercanos y de perforaciones, muy afectados por la sequía.

La titular del organismo, Anahí Poggiese, indicó que las instalaciones de Iguazú son técnicamente insuficientes para atender la demanda, que creció notoriamente en los últimos cinco años.

"La situación se ve agravada ahora por las escasas lluvias caídas en la alta cuenca del río, en territorio del Brasil donde éste nace, sumado a la retención de caudal por parte de cinco represas manejadas por los vecinos brasileños", dijo.

Al respecto, Poggiese destacó que varias cooperativas de agua potable del interior provincial también sufren inconvenientes por cuanto las estaciones de bombeo toman agua de napas subterráneas, igualmente afectadas por la sequía. A su vez, los embalses construidos sobre arroyos están con el mínimo de reservas, aunque el domingo y anteayer llovió y trajo algo de alivio.

El IMAS efectúa un seguimiento permanente de alerta hidrológico en contacto directo con el Instituto Nacional del Agua de la Argentina y con su similar de Brasil. En los dos países hay preocupación porque de persistir la escasez de precipitaciones, las represas hidroeléctricas, como Yacyretá sobre el río Paraná y Urugua-í sobre el arroyo homónimo, que ya operan por debajo de su capacidad como consecuencia del bajo caudal, podrían paralizarse.

"A pesar de las lluvias que se aguardan durante el próximo verano, el panorama es inquietante, ya que las napas subterráneas se resienten y se necesitará que caiga mucha agua para recuperarlas", insistió Poggiese.

Misiones está limitada por tres grandes cursos fluviales (Paraná, Uruguay e Iguazú) y cuenta con alrededor de 350 arroyos que corren dentro de su territorio, uno de los más lluviosos del país.

No debería sufrir ningún tipo de inconveniente en el abastecimiento de agua potable, y sin embargo mucha gente carece del vital servicio.

Temas en esta nota