Los tambos resisten el avance sojero

Debaten en Rosario los criadores de la raza lechera Holstein.

Por
22deOctubrede2003a las08:20

Matías Longoni. ROSARIO, ENVIADO ESPECIAL.
mlongoni@clarin.com

Pese a que los valores de la leche se triplicaron respecto de 2002, el negocio tambero aún corre peligro ante un adversario poderoso: la soja. "Este es un momento difícil para la lechería, porque el agro, más rentable, está ocupando cada vez más espacio", dijo ayer Guillermo Bullrich Casares, titular de la Asociación de Criadores de Holando Argentina (ACHA).

Con ese diagnóstico se inició ayer en Rosario el 7ø Congreso Holstein de las Américas, organizado por ACHA y Ferias y Exposiciones S.A., con el auspicio del Grupo Clarín y Clarín Rural.

Los productores llegados desde toda América se pellizcaban ante un escenario que resultaba difícil de creer: la lechería argentina, la más competitiva de toda la región, está perdiendo miles de hectáreas a manos de la agricultura. Desde tres años a esta parte, unos 3.000 tambos fueron desplazados por el avance de la soja.

La crisis se inició luego de que en 1999 se obtuviera un récord productivo de 10.300 millones de litros. Por los bajos precios de entonces, muchos productores quebraron. Otros, para evitar ese final, reconvirtieron sus campos hacia opciones más rentables.

Desde aquel récord, la producción de leche argentina se desplomó cerca de 30%. "Hoy estamos arañando los 7.500 millones de litros", dijo Juan Bautista Pedrera, del establecimiento Las Taperitas. Esta fuerte caída provocó una recomposición de los valores pagados al productor, de unos 0,15 pesos por litro a principios de 2002 a 0,45 pesos hoy. Con esa suba, la actividad volvió a recuperar rentabilidad.

De todos modos, los actores del negocio ven un panorama promisorio para quienes no se dejen tentar por la soja y desmantelen sus tambos. Los precios externos de los lácteos vienen en franca suba: la leche en polvo pasó de US$ 2.100 a 2.800 por tonelada.

Bullrich Casares explica que este Congreso de ACHA busca brindar herramientas para que los tamberos aguanten el chubasco. Y espera tiempos mejores: "Esto me hace acordar a cuando en la Argentina todos construían canchas de paddle. Con la soja va a pasar algo parecido".

Temas en esta nota

    Load More