Los cultivos de soja pueden expandirse

La posible sustitución de cultivos de maíz y girasol por soja —como resultado de la sequía que se prolonga en varias regiones—, podría aumentar aún más la superficie sembrada con la oleaginosa. Así llegaría, al fin de la campaña, a ocupar 14,4 millones de hectáreas en todo el país, estimó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

22deOctubrede2003a las08:44

La posible sustitución de cultivos de maíz y girasol por soja —como resultado de la sequía que se prolonga en varias regiones—, podría aumentar aún más la superficie sembrada con la oleaginosa. Así llegaría, al fin de la campaña, a ocupar 14,4 millones de hectáreas en todo el país, estimó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Un trabajo realizado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimó que la posible sustitución de cultivos de maíz y girasol por soja, como resultado de la sequía que se prolonga en varias regiones, podría aumentar aún más la superficie sembrada con la oleaginosa, que llegaría, al fin de la campaña, a ocupar 14,4 millones de hectáreas en todo el país.

“Las posibles sustituciones del maíz y del girasol por el poroto” como consecuencia de la persistente “sequía en importantes áreas productivas del oriente de la región pampeana” podría aumentar en unas “800 mil hectáreas” la superficie sembrada con soja en la presente campaña, señaló el documento elaborado por la entidad.

Crecimiento.

Las últimas estimaciones oficiales proyectaron una superficie de 13,6 millones de hectáreas para la siembra de soja, lo que representa un crecimiento del 6,2 % respecto a los 12,8 millones de hectáreas ocupados en ciclo anterior.

No obstante, la Bolsa indicó —en base a informes recogidos hasta el 18 de este mes—, que los “bolsones de sequía, que aún persisten en algunas zonas”, están retrasando la siembra de granos gruesos. Y si la situación se prolonga por más de una quincena, los productores no tendrán otra opción que sembrar soja.

La entidad describe una “situación con grandes contrastes” luego de las lluvias caídas del 2 al 9 del corriente con excesos hídricos en el sur de la provincia de Buenos Aires pero faltantes de humedad en el noroeste, región Chaqueña, sur de Córdoba, norte de La Pampa y extremo nordeste de Buenos Aires.

Pérdidas.

Señaló también que en las áreas centro, sudoeste y norte de Córdoba “el déficit hídrico” genera dificultades en los cultivos de trigo mientras que en La Pampa “las pérdidas productivas no se detienen” debido al “clima seco posterior a las lluvias” que continuó resintiendo “las reservas” de humedad.

Asimismo en el oeste se registran “pérdidas importantes” en “rendimientos y superficie cosechable” de trigo con “significativas mermas” en los partidos bonaerenses de Bahía Blanca y Coronel Rosales.

“En Salta los rindes no sobrepasan los 9/10 quintales por hectárea” al igual que en el Chaco y Tucumán donde los volúmenes de grano serán significativamente menores al de la temporada anterior.

Informe de agricultura.

Por su parte, la Secretaría de Agricultura Ganadería Pesca y Alimentos (Sagpya) también difundió su informe semanal sobre el estado de los cultivos anticipando fuertes mermas en la producción triguera de La Pampa y daños en cultivos del cereal en Venado Tuerto y Casilda, Santa Fe.

En cuanto al girasol, la Bolsa de Cereales, ratificó que la superficie sembrada ascendería a 2,25 millones de hectáreas, un 2,2 % menos que la temporada anterior, con disminución de superficie en el Chaco, Santiago del Estero y en el centro norte de Santa Fe.

Pero advirtió que “el clima definirá, en lo que resta de octubre”, la magnitud de la merma particularmente en la provincia de Córdoba, donde la persistencia del clima seco podría recortar aún más la intención de siembra” en beneficio de la soja.

Temas en esta nota