Brasil redujo la tasa testigo al 19% para impulsar la economía

El gobierno estima una inflación del 8,5%La baja fue de un punto porcentual en la tasa SelicLos industriales criticaron la medida por lo limitadaLos analistas pronostican que a fines de año se ubicará en el 17%

Por
23deOctubrede2003a las08:19

SAN PABLO.- El Banco Central de Brasil disminuyó ayer su principal tasa de interés por quinta ocasión en cinco meses, en medio de señales de que la economía más grande de América del Sur comienza a salir de la recesión y de que la inflación se mantiene bajo control. El banco redujo la tasa de interés Selic del 20 al 19%, en coincidencia con los pronósticos de los analistas del mercado local.

La baja fue decidida por unanimidad al término de la reunión mensual de dos días del Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central, según indicó la entidad en un comunicado. El Copom explicó que tomó la decisión de reducir la tasa basándose "en la continuidad de la convergencia de la inflación" con las metas establecidas en el programa monetario. El objetivo del gobierno de Luiz Inacio Lula da Silva en materia de inflación es del 8,5% para todo este año.

Sin embargo, si bien se observan indicios de recuperación económica, algunas cifras también conocidas ayer muestran que ésta aún no se refleja en la creación de empleos.

El Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas anunció que la tasa de desempleo en el país alcanzó en septiembre al 12,9% de la población activa, apenas por debajo de la tasa de agosto, que fue del 13%. El ingreso mensual promedio descendió a 834 reales (288 dólares) durante septiembre, una disminución superior en un 2% respecto de agosto, y del 14% con respecto a septiembre de 2002.

La nueva reducción de la tasa Selic fue de todos modos criticada por el sector industrial, por considerarla insuficiente. Según el presidente de la poderosa Federación de Industrias del Estado de San Pablo, Horacio Lafer Paiva, con esta decisión el Banco Central "perdió una oportunidad de recortar las tasas en forma más enérgica, aprovechando el ambiente favorable que crea el control de la inflación para soltar las amarras de la economía".

Brasil entró en una recesión durante el primer semestre del año y el Banco Central adoptó una serie de incrementos en las tasas de interés para frenar la inflación, que superaba los dos dígitos. Así, la tasa Selic llegó a ubicarse en el 26,5% anual en el segundo trimestre del año. A partir de junio, el Banco Central comenzó a reducir las tasas, con la esperanza de bajar la inflación por debajo del 9% anual.

La mayoría de los operadores del mercado anticipaba este nivel de reducción en las tasas. Ahora, los pronósticos indican que de ahí a fines de año la Selic se habrá reducido al 17% anual. Ya hubo en los últimos meses "una reducción vigorosa de tasas, y ahora el Banco Central va a ir gradualmente. Ahora fue un punto, en noviembre debe ser de un punto más, y en diciembre, entre el 1 y 1,5 por ciento más", estimó María Lucía Camargo, economista del Banco Sudameris. Similar pronóstico tiene Hugo Penteado, jefe de economistas del ABN Amro Management.

Con la inflación bajo control y las reducciones de la tasa básica, "debe comenzar a generarse una recuperación económica ahora", opinó Vladimir Caramaschi, analista de la corredora de Bolsa Fator Doria.

Algunos economistas esperan que el crecimiento de la economía brasileña sea inferior al 1% este año, su peor desempeño desde 1998, y después de registrar un crecimiento del 1,5% el año pasado.

Agencias AFP, AP y Reuters

Temas en esta nota