En Córdoba las perdidas en la cosecha de trigo superan el 50 %

Asi lo reveló la Regional Córdoba de la Federación Agraria Argentina. La provincia es castigada por la falta de lluvias

Por
30deOctubrede2003a las16:05

Las pérdidas en la cosecha de trigo provincial "ya superan el 50 por ciento" del hectareaje sembrado este año, castigada por la falta de lluvias, que se traducirá en quebrantos superiores a los 300 millones de pesos para el agro cordobés, precisaron hoy dirigentes de la Regional Córdoba de la Federación Agraria Argentina (FAA).
 
Los agraristas agregaron que la siembra de maíz de este ciclo representa "otra gran preocupación", para los productores, debido a que la sequía impide realizar las tareas culturales que se requieren, por lo cual el implante "se torna muy riesgoso", afirmaron.
 
Los dirigentes de la FAA consultados agregaron que rendimientos del trigo tienen una caída superior al 50 por ciento y precisaron que "ésto traducido en dinero, significa pérdidas por más de 300 millones de pesos".
 
Con respecto al maíz, del que se esperan las lluvias para su siembra, dijeron que "así llegue el agua pronto, se torna técnicamente muy riesgosa" la misma.
 
"Como consecuencia de la evolución de la planta, si la siembra se hace a fines de noviembre, que es cuando se anuncia el demorado inicio del período de lluvias, el maíz va aflorar en enero, un mes de fuerte irradación solar con efectos sumamente dañinos", comentaron los técnicos de la entidad.
 
Indicaron que con los otros cereales, de los que se espera mayor humedad para su siembra, como el maní y la soja, "no habrá mayormente problemas, porque son plantas más resistentes".
 
Además, dirigentes de otras entidades del campo también alertaron hoy sobre las consecuencias de la sequía para el ganado, que "sufre no sólo la falta de pastizales, sino del agua en lagunas y otras fuentes donde se abastecen los animales", afirmaron.
 
"Es muy seria la mortandad de animales, fundamentalmente las que se producen en las pariciones", expresaron. Las zonas más afectadas por el emergencia ganadera están ubicadas en la región sur, en los departamentos General Roca y Roque Sáenz Peña, así como en los distritos de Ischilín y Cruz del Eje, en el noroeste provincial.
 
Asimismo, la Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria, que integran el secretario de Agricultura, Carlos Presas, representantes de las entidades agropecuarias y de los bancos Córdoba y Nación, así como directivos del INTA, decidieron declarar en emergencia a zonas castigadas por sequía, en una reunión reciente y con la información de las distintas agencias zonales de este último organismo técnico.
 
Se trata de los departamentos ubicados en el este provincial, los más afectados por la sequía, aunque la medida también alcanzó a otras poblaciones del noroeste y del sur, cuyos productores se verán beneficiados por exenciones impositivas y prórroga de vencimientos en obligaciones de este tipo, además de cuotas de créditos de la banca oficial.

Temas en esta nota