La Argentina ganó tiempo con acreedores de EE.UU.

El juez Thomas Griesa extendió por 90 días la decisión sobre los u$s725 M que le reclaman tenedores de bonos. Lavagna dijo que en ese lapso presentaría otra oferta. El abogado de los acreedores argentinos cree que la medida es positiva.

Por
01deNoviembrede2003a las10:32

El juez Thomas Griesa extendió por 90 días la decisión sobre los u$s725 M que le reclaman tenedores de bonos. Lavagna dijo que en ese lapso presentaría otra oferta. El abogado de los acreedores argentinos cree que la medida es positiva

Thomas Griesa, el encargado del caso argentino
El juez norteamericano Thomas Griesa, quien concentra las causas contra la Argentina por el default en los tribunales de Nueva York, decidió prorrogar por 90 días el fallo que incluía el embargo de bienes argentinos en el exterior. De esta manera, los acreedores del Fondo de Inversión EM, que reclaman el pago de u$s725 M, tendrán que aguardar otros 90 días inhabilitadno por el momento pedidos de embargo.

En ese sentido, el defensor de los bonistas argentinos de Nueva York, Guillermo Gleisser, sostuvo en declaraciones a Radio 10 que “está bien que la Argentina tenga un período más para ver como paga”.

Gleisser recordó que el juez norteamericano durante la audiencia dijo “quiero esperar porque a lo mejor la Argentina hace propuestas más interesantes”, tras remarcar que “hay posibilidad de conseguir más dinero”.

El abogado precisó que la sentencia “ya salió” y aclaró que el juez les permitió “hacer las prestaciones legales necesarias para determinar cuales activos serán embargables, por ejemplo, con los movimientos de fondos con el pago al FMI”.

Dentro de las posibilidades para recuperar los bonos están “los sueldos de las embajadas”, pero Gleisser aclaró que “eso no lo haremos”.

De inmediato dijo que “la Argentina tiene la obligación de escuchar las ofertas que le hice de buscar dinero fresco; hasta ahora los voceros oficiales sólo dicen vamos a disminuir la deuda”.

Consultado, sobre las últimas expresiones del presidente al remarcar que “es definitivo el 75%” de quita, Gleisser señaló que “es una pena que no vayan a buscar dinero fresco”.

Argentina reclamó más plazo para poder concluir su propuesta de renegociación de la deuda y canjear los títulos por nuevos bonos y Griesa consideró que la promesa del Gobierno en el sentido de que este será el último pedido de prórroga fue "muy importante" a la hora de tomar la decisión.

El Gobierno argentino ya logró tres extensiones de plazo, la última vez por la mitad del tiempo requerido, pero nuevamente se le concedió un período adicional.

En la Argentina, el ministro de Economía, Roberto Lavagna, reunido durante la mañana de ayer con empresarios, dijo que la reestructuración de la deuda podría concluirse antes de febrero de 2004, y ese plazo coincidiría con el período de gracia otorgado por el juez norteamericano.

La situación de los inversores
Roberto Cutrianski, director de un fondo de inversiones de tenedores de bonos argentinos por unos u$s200 M que no están incluidos en el caso sobre el cual se va a pronunciar el juez Griesa, dijo que esa instancia judicial “va a afectar a todos los inversores”.

Cutrianski, de nacionalidad argentina, en declaraciones a radio 10 desde Nueva York, sostuvo que el Estado nacional debe hacer una oferta si se posterga la ejecución de la setencia sobre las deudas y en caso de llegar a ordenarse el remate de bienes, la medida va a “obligar a actuar a todos los directores de fondos de inversión”.

“Nosotros tenemos responsabilidades de buscar los mejor para los inversores y tendremos que tratar de cobrar si empieza el remate de bienes argentinos”, añadió al respecto.

Temas en esta nota