La recaudación de octubre habría superado largamente los $6.350 M

Sería la primera vez que se logra sobrepasar los valores ajustados de igual mes del 2001. El boom de la soja, el salto de importaciones y el dinamismo del consumo de servicios públicos fortalecieron los ingresos por retenciones e IVA

03deNoviembrede2003a las07:49

Por primera vez desde la salida de la convertibilidad los recursos tributarios habrían logrado en octubre superar el nivel en moneda constante que se había alcanzado en igual mes del 2001, cuando totalizaron a valores de hoy unos $6.351 M, considerando el aumento promedio de los precios mayoristas y al consumidor que calcula el INDEC.

Faltando cargar en las planillas dos días de recaudación para el cierre del mes, las cajas de la DGI, Aduana y ANSeS proyectaban para todo octubre que se habría superado largamente los $6.350 M, aunque los técnicos no se animaban a arriesgar si se excederían los $6.400 M. El dato definitivo se dará a conocer hoy.

De confirmarse ese monto, se habría sobrepasado la estimación que en Hacienda y la AFIP habían hecho en los primeros días del mes pasado, que era de un monto levemente inferior a los $6.000 M y en un 34% el nivel nominal registrado un año atrás.

Diversos factores se juntaron en octubre para explicar el buen momento por el que atraviesa la recaudación global, entre los que se destacan:

* La consolidación del boom de la soja con una cosecha récord que está siendo acompañada por un ciclo de bonanza de precios internacionales. Esto no sólo ha permitido sostener el crecimiento de las exportaciones totales del país sino también generar una singular masa de fondos para el fisco por retenciones, tanto por la venta de semillas como de sus aceites al exterior.

* La apreciación del peso, junto con un mercado interno más demandante, han redundado en una aceleración del ritmo de importaciones. Ese fenómeno se reflejó en mayores ingresos no sólo por la vía de los aranceles y otras cargas aduaneras sino también de IVA y Ganancias.

Según datos parciales, los recursos generados por el comercio exterior habrían sumado unos $1.000 M.

* El impulso que mantiene el consumo interno, tanto de bienes de demanda masiva, aunque mostró cierta “fatiga” en septiembre respecto de agosto, como en particular de servicios públicos, los cuales en general tienen una alta carga impositiva en las tarifas. Esto se manifiesta en la escalada de los percibido por el IVA total, que de unos $1.750 M esperado originalmente, se estimó que finalmente habría llegado a algo más de $2.050 M.

* Por el lado de la Seguridad Social, el aumento del empleo privado, juntamente con algunas recomposiciones de sueldos básicos de convenio y la reincorporación gradual a los salarios la asignación no remunerativa de $200 determinaron que la caja de la ANSeS recibiera un 15% más que un año atrás. Habría captado $852 M.

* El comentado impulso de la actividad, junto con el acelerado rescate de cuasi monedas, llevaron a un mayor movimiento de fondos a través del sistema bancario y consecuentemente se elevó la base imponible sobre las transferencias financieras. Habrían aportado más de $550 M.

Solvencia fiscal

Semejante mejora de la recaudación habría permitido que la Secretaría de Hacienda, que encabeza Carlos Mosse, habría logrado un excedente de caja superior en $400 M a lo que esperaba originalmente.

Sin embargo, esos recursos no serían destinados a generar un fondo anticíclico o bien a ofrecer un “pago simbólico” a los acreedores que están afectados por el default del sector público, sino que serían destinados a encarar mayores gastos.

Al menos eso es lo que se desprende del sostenido aumento de las autorizaciones para gastar en lo que resta del 2003 que ha dispuesto la Jefatura de Gabinete, a través de decisiones administrativas.

Un dato positivo, con todo, lo aportó el ministro Lavagna a un sector de campo, cuando le prometi

Temas en esta nota