EE.UU. y Brasil intentan acercar sus posiciones

El canciller brasileño, Celso Amorin, adelantó que le planteará al representante estadounidense, Robert Zoellick, un acuerdo de comercio continental, viable y flexible.

Por
07deNoviembrede2003a las08:38

El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorin, y el representante de Comercio de los Estados Unidos, Robert Zoellick, quienes copresiden las negociaciones por el ALCA, mantendrán hoy una reunión clave que le dará la tónica a la minicumbre ministerial que se efectuará mañana en las afueras de Washington.

Zoellick convocó a una cumbre de ministros, previa a la que se desarrollará en Miami entre el 16 y 21 de noviembre, con el propósito de acercar posiciones y tratar de salvar las negociaciones que buscan llegar a un acuerdo de libre comercio continental antes del 1º de enero de 2005.

Amorin llegó anoche a Washington para entrevistarse hoy con el funcionario de EE.UU. y será quien le dará la pista a la Argentina de cuán dispuesto está Washington en flexibilizar su postura en la negociación de los productos agrícolas. Poco antes de su llegada a EE.UU., Amorim anticipó que el diálogo que tendrá con Zoellick será “un intento de encontrar una solución para un ALCA viable y flexible”. Por la noche, está agendada una cena de bienvenida a la que fueron invitados colegas de 13 países de la región.

El canciller Rafael Bielsa legará a Washington recién el sábado acompañado del secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Martín Redrado, para asistir al cónclave que se realizará en un hotel de Virginia.

El gobierno argentino adelantó que la posición será “razonable y muy profesional. La lógica que hemos puesto en la discusión es que el ALCA tendrá sentido si nos depara consecuencias beneficiosas para la Argentina. No se trata de una predefinición ALCA o Mercosur ni aceptar el ALCA a cualquier precio”, sostuvo ayer el ministro del Interior, Alberto Fernández.

La Argentina y Brasil elaboraron una propuesta conjunta en la que proponen negociar una cantidad muy limitada en el área de servicios (de manera bilateral y sin disciplinas) e inversiones. Ambos países concederían a las empresas extranjeras los mismos beneficios de las nacionales en rubros de construcción, comercio, hotelería, servicios de computación e ingeniería. En cuanto a la propiedad intelectual, la propuesta es no analizar nada que esté más allá del paraguas de la OMC.

Estados Unidos insiste con la idea de un ALCA ambicioso, pero no esa dispuesto a ceder en el terreno agrícola, al que intenta derivar al ámbito de la OMC, y pretende que haya apertura en servicios financieros, en telecomunicaciones y medios de comunicación.

Un punto de acercamiento que encuentran la Argentina y Brasil es plantear que, si EE.UU. no puede por el momento eliminar los subsidios del agro, que busque la manera de compensar dichas distorsiones. Bielsa recalco ayer que “sólo vamos a suscribir un ALCA dónde se observen ganancias netas para nuestro país”. Y sostuvo que “no pretendemos el desmantelamiento inmediato de los subsidios en EE.UU., porque sería imposible pretenderlo, pero sí creemos indispensable establecer mecanismos de compensación de los efectos distorsivos”.

Temas en esta nota

    Load More