Una incoherencia de suma cero

La Sociedad Rural Argentina, rechaza el proyecto de ley presentado por el Diputado Nacional Mario Cafiero, que dispone un aumento al 35% a la exportación de granos de soja y un 30% a sus subproductos.

Por
12deNoviembrede2003a las09:52

La Sociedad Rural Argentina, rechaza el proyecto de ley presentado por el Diputado Nacional Mario Cafiero, que dispone un aumento al 35% a la exportación de granos de soja y un 30% a sus subproductos.

Es un disparate pretender aumentar los derechos de exportación de la soja y sus derivados.

Este insano hecho, atenta contra la inversión tecnológica, la producción, el desarrollo de las economías regionales, los servicios de transporte, acondicionamiento, almacenaje, y puertos, limitando el crecimiento sostenido de la economía nacional.

Además, no avalamos que se establezcan políticas agropecuarias mediante modificaciones de las retenciones argumentando fomentar un cultivo en detrimento de otro, menos aún si se va a perjudicar a toda la cadena.

Perderíamos aún más competitividad en el mercado internacional y nuestros competidores como los Estados Unidos y Brasil, entre otros, ganarían clientes que difícilmente podremos recuperar.

De aprobarse este proyecto, el campo pasaría a aportar 3.306 millones de pesos adicionales en concepto de impuestos distorsivos, monto que equivale a la compra de 4.5 millones de toneladas de fertilizante; o a la compra de 35.881 tractores, que significan 41 años de ventas según lo vendido durante el 2002.

La Argentina, y en especial el campo, en cuanto empieza a mostrar signos de reactivación, se lo cercena incomprensiblemente, pareciera que progresar fuera un error, porque se penaliza el ser competitivo, dinámico y eficiente.

La cadena agroindustrial es la que mayor cantidad de divisas ingresa al país, brindando la estabilidad económica necesaria para el crecimiento sostenido que todos los argentinos anhelamos.

Incoherentemente, se estimula la migración del trabajador rural hacia las ciudades, por la pérdida de rentabilidad especialmente en los pequeños y medianos productores que son los supuestos potenciales beneficiarios de este proyecto, aumentándose la desocupación, la inseguridad y generándose mayores conflictos sociales, que se traduce en un mayor costo para el Estado.

Por ello, la Sociedad Rural Argentina, manifiesta su repudio a esta iniciativa, que generará desocupación, pobreza, hambre y violencia

Temas en esta nota