Recursos del Banco Mundial para la lucha contra la aftosa

Se destinarán 160.000 dólares para la compra de vehículos.

Por
15deNoviembrede2003a las09:59

SALTA.- Un total de 160.000 dólares del Banco de Reconstrucción y Fomento, que depende del Banco Mundial, se destinarán a la compra de vehículos y equipamiento para la lucha contra la aftosa en la llamada "zona caliente", en el norte argentino, en el área de frontera, como parte de las acciones del Senasa, para mantener la región libre de la enfermedad. Al mismo tiempo se dispuso librar el movimiento de hacienda que estaba prohibido desde la aparición del foco del mal en Tartagal, ciudad en la que se mantendrá la medida.

El anuncio fue realizado por los directores de Sanidad Animal, Alberto Etcheverry, y de Coordinación Legal y Técnica del Senasa, Rafaela Esbert, en una reunión con el ministro de la Producción, Víctor Manuel Brizuela, con quien analizaron la marcha del programa antiaftosa que se desarrolla en la provincia, luego de que aparecieron en julio pasado siete porcinos con serología positiva en un matadero tartagalense, lo que motivó paralizar la hacienda en cinco departamentos salteños (San Martín, Orán, Rivadavia, Iruya y Santa Victoria), y uno de Formosa (Ramón Lista), y aplicar el rifle sanitario a porcinos, caprinos, ovinos y dos vacunos que estaban en los corrales próximos al matadero.

No hubo nuevos casos detectados y se está revacunando el ganado mayor y menor en el área de frontera con Bolivia y Paraguay, por lo que, transcurridos 90 días se dispuso liberar la zona. Sin embargo, deberán aguardarse otros 90 días para levantar la interdicciones a la exportación. Al respecto, el ministro Brizuela dijo que si bien la zona no exporta carne a la Unión Europea, hay dos proyectos muy avanzados de envíos a Chile. El funcionario señaló la necesidad de un trabajo sanitario de colaboración internacional que abarque los 700 km de frontera seca con Bolivia y Paraguay.

En lo que compete a la jurisdicción provincial destacó que se dispuso el cierre de mataderos municipales que no están en condiciones y se trabaja para regionalizarlos con participación del sector privado lo que les daría más volumen y permitiría mayor control sanitario.

Temas en esta nota