Banco Galicia logró un acuerdo con los acreedores externos

La entidad anunció que alcanzó un acuerdo base con los acreedores del exterior, por su deuda en moneda extranjera y no regulada por la legislación argentina.

Por
26deNoviembrede2003a las08:28

Banco Galicia arribó ayer a un "acuerdo base" con el Comité de Acreedores de su deuda externa, que le permitirá refinanciar la mayor parte de sus obligaciones por 1.480 millones de dólares con el exterior.

El acuerdo le permite al Galicia salir del ''default'' tras una prolongada renegociación con sus acreedores que le posibilitará reestructurar su deuda sometida a legislación extranjera.

"La reestructuración propuesta está fundamentada en las premisas de asegurar la sustentabilidad económico-financiera del Banco Galicia, de cumplir con los lineamientos correspondientes establecidos por el Banco Central y de asegurar un tratamiento equitativo a todos los acreedores", indicó esa institución a través de un comunicado.

El acuerdo base alcanzado se encuentra sujeto, entre otros, a la aprobación del Banco Central.

Por esa razón, el Galicia no brindó detalles sobre el acuerdo alcanzado, aunque fuentes cercanas a la entidad manifestaron su satisfacción.

De esta forma, la entidad presidida por Antonio Garcés logró resolver su principal problema financiero desde que colapsó el sistema bancario en diciembre de 2001.

El acuerdo alcanzado con los acreedores es un gran éxito para el nuevo management integrado por profesionales que tomó las riendas de la entidad luego de la crisis y el alejamiento de la conducción de las familias Escasany, Braun y Ayerza.

El objetivo de esta nueva etapa es generar las condiciones para restablecer todos los servicios financieros, principalmente el crédito en el país.

Fundado en 1905, Banco Galicia es uno de los principales bancos privados del sistema financiero de la Argentina.

El banco ofrece servicios financieros a más de 2,3 millones de clientes, tanto individuos como empresas.

El gerente de Asuntos Institucionales de Banco Galicia, Diego Videla, destacó que, una vez que el Banco Central apruebe la renegociación, será un fuerte impulso para la institución, que experimentó una mejora en su volumen de depósitos en los últimos meses.

El Galicia mantiene, además, una deuda de unos 5.000 millones de pesos con el Banco Central por redescuentos.

Pero estos compromisos se irán compensando a lo largo de 10 años con el denominado sistema de "matching" aplicado como una de las salidas al corralito, por lo que no representaría un gran problema para la entidad.

A esto se suma que el Galicia, al haber sido la entidad privada que más depósitos perdió antes del corralito, quedó con pocos fondos atrapados que hayan generado juicios por amparos y ahora esperen compensaciones por parte del Estado Nacional, como sí ocurre con otras instituciones, según especularon fuentes del mercado.

Temas en esta nota

    Load More