Pese a las lluvias continúa la emergencia hídrica en Formosa

La situación de emergencia hídrica decretada en la provincia continúa pese a las precipitaciones que se registraron durante las últimas horas sobre la provincia, que no alcanzaron a paliar la feroz sequía que afecta a gran parte de su territorio.

Por
26deNoviembrede2003a las09:01

Desde el mes de julio, cuando se declaró la emergencia, los parajes de Piramé, Palo Santo, Ibarreta, Pozo de Tigre y Las Lomitas -ubicados sobre la ruta 81 en el extremo oeste de la provincia- fueron los más afectados al perder el 50 por ciento de la cosecha.

El responsable del comando de Emergencia provincial, Angel Peña, dijo que "lamentablemente estas precipitaciones no ayudan a solucionar el problema" por lo cual destacó que desde el gobierno formoseño continúa el envío de camiones cisternas con agua potable a esas colonias y parajes.

Miembros del Ministerio de la Producción de la provincia, comentaron que de 500 hectáreas sembradas de zapallo, sandía y melón, cerca de 250 hectáreas se echaron a perder en la zona de Bazán distante a unos 360 kilómetros de esta capital.

 

Temas en esta nota