Caería 14% la zafra de girasol

La siembra del girasol de esta campaña podría recortarse aún más de lo ya estimado, debido a la prolongada sequía que no permite aportar humedad a los suelos para continuar con la cobertura de la oleaginosa durante el ciclo 2003/2004.

Por
28deNoviembrede2003a las08:38

El efecto del estrés hídrico que soportan importantes zonas girasoleras del país fue definido como "devastador", por parte de analistas del circuito granario local, quienes anticiparon que la zafra nueva apenas rondaría los 3 millones de toneladas del grano, un 14 por ciento menos que el volumen de cosecha que se logró durante la campaña agrícola 2002/2003.

De acuerdo a los últimos relevamientos difundidos por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la siembra de la oleaginosa de este ciclo sigue retrasada, a pesar del aporte que hicieron las recientes lluvias que cayeron en vastas regiones del país.

En ese sentido, el reporte de la entidad cerealera da cuenta que las precipitaciones no comprendieron a los cinturones productores de girasol con epicentro en Córdoba, donde se cultiva el porcentaje más elevado de la oleaginosa que se siembra en Argentina.

La situación de imposibilidad que se presenta para continuar con los implanets se produce en momentos que las cotizaciones locales e internacionales del grano siguen exhibiendo mejoras de importancia, en sintonía con las operadas en el Mercado de Chicago.

Durante las últimas jornadas, el valor del grano superó los 565 pesos por tonelada en la plaza física o disponible, donde se ofreció mercadería de la campaña anterior, mientras que en mercado de futuros, las posiciones tomadas con entrega en febrero/marzo de 2004 se negociaron por entre 198/199 dólares por tonelada.

Respecto de la evolución que muestra la siembra del grano nuevo, registra un atraso del 15 por ciento, respecto de igual fecha de la campaña anterior, de acuerdo a las últimas proyecciones difundidas por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Sobre el tema, operadores del circuito granario local consideraron hoy aquí que, de cara a las perspectivas de mayor caída que se barajan para la cobertura de girasol de este año, así como a los óptimos valores que se proyectan para el grano, los productores deberían comenzar a posicionarse en el término, tomando coberturas de precios para no desaprovechar las cotizaciones actuales.

Temas en esta nota