Dos grandes mercados en la mira

En los últimos ocho años, las exportaciones de soja argentina a China pasaron de modestas 82 mil toneladas en 1995 a 5,8 millones de toneladas proyectadas para este año. En el caso de los aceites, en el mismo período las ventas al gigante asiático pasaron de 43 mil toneladas a 732 mil.

Por
28deNoviembrede2003a las09:55

Los datos vienen a cuento porque la semana próxima se concretará la primera visita oficial del actual Gobierno a la República Popular China, encabezada por el canciller, Rafael Bielsa, y por el secretario de Agricultura, Miguel Campos.

En 2002, las exportaciones de agroalimentos de nuestro país a este destino totalizaron 912 millones de dólares, el 84 por ciento de las exportaciones totales del país hacia China. Pero sólo en el primer semestre de este año, las ventas se acercaron a los 1.200 millones de dólares, lo que marca un salto significativo.

Según informó la cartera rural, los principales temas agropecuarios que estarán incluidos en la agenda están relacionados con el complejo sojero (granos, aceites y harinas) y temas de cooperación en biotecnología. La apertura para las carnes bovina y aviar también se cuenta dentro del temario bilateral. La llegada de la comitiva oficial a China se concretará previa escala en Japón, otro mercado que aún mantiene restricciones importantes para los productos argentinos, como en el caso de la carne.

El secretario de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, intregra la comitiva de los representantes del sector privado.

En la entidad se destacó que, dada la importancia –en términos cualitativos y cuantitativos– de las relaciones presentes y potenciales con ambos países en el rubro agroalimentario, “a partir de una óptima interrelación entre el sector público y privado se lograrán acuerdos comerciales que redunden en un significativo incremento de envíos de productos del campo hacia esos destinos”.

Un aspecto no menor en las negociaciones, según la SRA, es plantear todas aquellas trabas comerciales (arancelarias y sanitarias) que impiden o dificultan hoy el ingreso de algunos productos.

El ingreso de China a la OMC y su compromiso de rebajas de aranceles en el mediano y largo plazo puede significar, en la evaluación de la Rural, una oportunidad inigualable para las exportaciones locales. Más aún, teniendo en cuenta el constante crecimiento de la demanda de alimentos en los países del sudeste asiático, sustentada tanto en el aumento poblacional como así también en la mejora de su poder adquisitivo. Además de los productos del complejo soja, China es un importante comprador de lana, maíz, cuero, pescados.

En el caso de Japón, las cifras de 2001 arrojaron importaciones desde nuestro país de 500 mil toneladas de maíz y 330 mil toneladas de sorgo granífero. La comitiva argentina estará en China entre el lunes y el viernes próximos, con la expectativa de regresar con novedades positivas para el 2004.

Temas en esta nota

    Load More