El frigorífico Swift realizó la edición número 15 del tradicional concurso

Eran decenas de ganaderos más limpios que nunca. No se habían juntado en algún corral lleno de barro. Estaban todos vestidos de blanco, con cofia y casco, en una aséptica cámara frigorífica, apreciando la carne que sus novillos habían producido.

Por
29deNoviembrede2003a las08:10

El encuentro fue esta semana en el frigorífico Swift, el más grande del país, situado en Rosario, que organizó la edición número 15 del Block Test en el que se premian a las mejores medias reses en distintas categorías.

El concurso sirve para valorar la aptitud carnicera de los distintos novillos que se presentaron, llegados de los mejores campos de la Pampa Húmeda. Normalmente, participan novillos con un peso mínimo de 380 kilos, pero este año hubo animales más livianos, dadas las circunstancias especiales producidas por la sequía, que obligaron a terminar la hacienda en forma apresurada.

En ese contexto, se premiaron los novillos para consumo, para consumo/exportación y para exportación definida. Los mejores animales en materia de conformación obtuvieron una tipificación JJ, mientras que hubo muchas cabezas con excelentes niveles de grasa, situados entre los valores 1 y 2, los más altos para este punto.

Uno de los ganadores más felices del concurso, que contó con la participación de la Sociedad Rural de Rosario, fue Angel Girardi, de la localidad santafesina de Gaboto, que ganó uno de los premios más importantes. También obtuvieron galardones importantes establecimientos de las provincias de Santa Fe y Córdoba. Entre ellos, los de Elma de Elorriaga, de Armstrong (Santa Fe); Martínez Arenza e Hijos, de Lincoln (Buenos Aires) y Jorge Lagos, también de Armstrong.

El block test es un concurso que permite que el productor mida su trabajo y conozca, tranqueras afuera, cuáles son los requerimientos que tiene la industria frigorífica a la hora de satisfacer la demanda de sus clientes.

La planta donde se llevó a cabo el certamen es una de las más modernas del país. Cuenta con una capacidad de faena de 400 mil cabezas por año y puede elaborar 20 mil toneladas de carne cocida congelada, más 18 mil toneladas de carnes enlatadas. Justamente aquí, en la producción de productos cárnicos con valor agregado, está uno de los puntos neurálgicos de Swift, que pisa fuerte en la exportación a EE.UU.

Participaron novillos Angus, cruzas continentales, británicas, Brangus, Hereford, Holando Argentino, Limousin, Limangus y Braford, de no más de 2 dientes.

Algunos novillos no pudieron tenerse en cuenta por contar con más de 2 dientes. El jurado, que estaba integrado por miembros de la rural rosarina y expertos de la Oncca, entre otros, estimaron que esa situación se produjo porque muchos animales se demoraron, producto, primero, de las inundaciones que afectaron a buena parte de la provincia de Santa Fe. Y, segundo, por la sequía que aún sufre un sector importante dentro de la región.

Sin embargo, ganaderos e industriales coincidieron en señalar que el panorama para la ganadería nacional se presente auspicioso, con buenos precios de la hacienda e interesantes posibilidades para la exportación, en la medida en que se controle el problema sanitario derivado de la aftosa y se pueda comenzar el camino hacia la apertura de nuevos mercados para nuestras carnes.

Temas en esta nota