Créditos con menos requisitos para pymes

El Banco Nación presentó ayer, junto a la sociedad de garantías recíprocas Garantizar, una línea de crédito para pequeñas y medianas empresas.

Por
29deNoviembrede2003a las10:17

Además de los beneficios de los plazos, que serán de hasta 5 años con uno de gracia, la novedad es que podrán acceder a los préstamos empresas que no califican para el sistema bancario según los mecanismos tradicionales. Para completar el anuncio realizado ayer en Casa de Gobierno, la semana próxima se lanzará una línea de créditos personales para quienes tienen ingresos de hasta $ 2000, que podrán obtener hasta dos veces la cifra que ganen.

Los créditos para las pymes serán en pesos y a un interés del 12,5% anual. El tope será de $ 400.000 y no podrá ser exceder el 70% del costo del proyecto.

La suma total que se pondrá a disposición es de $ 20 millones, según informó Felisa Miceli. La funcionaria precisó que el banco estima poder estar agotando ese monto hacia fines de febrero y en ese entonces se renovaría la línea de créditos. "Vamos a tener mucha aceptación en el interior", sostuvo.

El titular de Garantizar, César Tortorella, destacó que es la primera línea de créditos de largo plazo desde la crisis posconvertibilidad. Tortorella explicó que según el mecanismo para obtener los avales las empresas deberán ceder facturas de contratos que tengan en curso. Según afirmó, desde enero de 2002 "no hay ninguna garantía en mora" de las gestionadas por Garantizar, que tiene 982 socios y avales aportados para créditos por $ 90 millones.

Miceli destacó el rol de Garantizar, "la única sociedad de garantía recíproca inscripta en el Banco Central", según aclaró, y sostuvo que para el Nación es equivalente a una garantía que se establece, por ejemplo, con una hipoteca.

Dinamismo

Al ser consultada por LA NACION respecto de las opiniones de economistas que dicen que no existe un clima que aliente a tomar préstamos, la funcionaria dijo que "siempre están los que juegan en contra y niegan la realidad", y apuntó que de la línea de $ 500 millones lanzada a mediados de este año se colocaron $ 218 millones -tomados por personas y pymes- y otros US$ 70 millones en prefinanciación de exportaciones.

El economista Julio Pieckarz evaluó, por su parte, que existen sectores vinculados con la sustitución de importaciones que están utilizando casi al tope su capacidad instalada y estimó que ésas podrían ser las empresas que se acercarán a los nuevos préstamos. "La necesidad existe y la demanda es muy flexible a las tasas", apuntó.

Temas en esta nota