El negocio se volvería inviable para las AFJP

Los fondos de pensiones dicen que si comienzan a recibir un tercio de los aportes personales, la recaudación se volvería insuficiente para mantener las operaciones.

Por
03deDiciembrede2003a las07:22

Las versiones sobre un borrador del proyecto de reforma previsional levantaron polvareda entre partidarios y opositores al régimen de capitalización. Para las AFJP, la posibilidad de que apenas un tercio del aporte de los afiliados vaya a parar a las cuentas que ellas administran, volvería inviable el negocio.

Fuentes gremiales confirmaron que, de acuerdo con la propuesta que delinean por estos días los ministros de Economía y Trabajo, Roberto Lavagna y Carlos Tomada, en el nuevo sistema un tercio de los aportes irían a las administradoras privadas y el resto al régimen público, según habría asegurado Lavagna al diputado electo Claudio Lozano, en una reunión a la que este último fue como economista de la Confederación de Trabajadores de la Argentina (CTA). Los cálculos están hechos sobre un aporte del 11% del salario (hoy en el 7%).

Las AFJP reaccionaron a la difusión periodística de la propuesta oficial, que llegará en quince días al presidente Néstor Kirchner, y que apunta a un sistema mixto en el que todos los trabajadores deberán realizar aportes al Estado y a las AFJP. Algunos llamados a Economía y Trabajo, lograron apaciguar un poco los ánimos. “Según la información que manejamos, éste no sería el proyecto final; sólo sería una de las propuestas que maneja un sector del Gobierno, con algunos puntos en común con el Libro Blanco” (elaborado a fin del año pasado por la cartera laboral), dijeron fuentes privadas luego de la reunión que las administradoras mantuvieron en la Unión de AFJP.

Pero la sola perspectiva eriza a las AFJP. Si el Estado pasa a controlar dos tercios de los aportes del sistema previsional, volverá a regular las jubilaciones. Y aunque la propuesta aseguraría la continuidad de operación de los privados, sería en condiciones muy distintas y la recaudación resultaría insuficiente para los doce actuales operadores.

Las AFJP recaudaron $ 270 millones en octubre pasado de unos 3,4 millones de aportantes (sobre un padrón total de 9,4 millones de afiliados). El 64% de la recaudación va a las cuentas de capitalización de los trabajadores, el 18% a comisiones y el restante 18% cubre la prima del seguro colectivo de vida e invalidez. Pese a que cada año el costo del seguro se licita, todas las administradoras (excepto Profesión+Auge) terminan contratándolo con empresas vinculadas. Es esta certeza la que llevaría al Estado a hacerse cargo de esta cobertura.

El proyecto oficial contemplaría que todos los trabajadores opten por una AFJP, a la que iría el 33% de los aportes personales. Los restantes dos tercios irían al Estado, a cuentas de ahorro individuales con rentabilidad garantizada. Y de ambas cuentas saldría la jubilación futura. El sistema previsional actual fue creado en 1994 y desde que a principios de 2002 Eduardo Duhalde asumió la presidencia, fue duramente criticado. Lavagna llegó a decir que los ejecutivos de las AFJP eran “unos inútiles” y hasta se habló de reestatizar la jubilación.

Temas en esta nota