Aprobaron cambios en la Ley de Patentes que favorecen a EE.UU.

La Cámara de Diputados convirtió en ley una reforma al régimen que amplía derechos sobre productos en todo el proceso de fabricación.

05deDiciembrede2003a las08:08

Se invierte la carga de la prueba y son demandados quienes deben probar que no usan procedimientos ya patentados. La nueva norma pone a la Argentina en sintonía con Washington, que la reclamó como contrapartida a su reciente decisión de eliminar barreras arancelarias.

La Cámara de Diputados aprobó ayer un proyecto que modifica varios aspectos de la Ley de Patentes en una clara señal política hacia los Estados Unidos, y que además serviría para dejar sin efecto varias presentaciones adversas a la Argentina ante la Organización Mundial del Comercio.

El proyecto fue apoyado por las bancadas del justicialismo, el radicalismo y provinciales, en tanto se opusieron los diputados del interbloque ARI.

La iniciativa, que fue enviada al Congreso en 2002 durante la administración del entonces presidente Eduardo Duhalde, estuvo casi un año esperando tratamiento en el Senado, donde finalmente fue aprobada el 17 de septiembre último.

El debate de la propuesta fue destrabado luego de una visita de los ministros de Relaciones Exteriores, Rafael Bielsa, y de Salud, Ginés González García, quienes resaltaron la conveniencia para el país de que avanzaran en su aprobación.

La semana última, Bielsa se comunicó con los titulares de la Cámara baja, Eduardo Camaño, y del bloque PJ, José María Díaz Bancalari, para pedir el urgente tratamiento del proyecto.

Finalmente, luego de que emitiera dictamen un plenario de comisiones encabezadas por Industria, el oficialismo logró un acuerdo con otros bloques que permitió que la propuesta fuera debatida ayer sobre tablas.

El texto que modifica la ley 24.481 (patentes), establece entre los derechos exclusivos que tendrá el propietario de la patente, cuando la materia sea un producto, “el de impedir que terceros, sin su consentimiento, realicen actos de fabricación, uso, oferta para la venta, venta o importación del producto”.

En tanto que cuando lo patentado sea un procedimiento, el titular podrá “impedir que terceros, sin su consentimiento, realicen el acto de utilización del procedimiento y los actos de uso, oferta para la venta, venta o importación para estos fines del producto obtenido directamente por medio de dicho procedimiento”.

Denuncias

Asimismo, previa presentación de los papeles que lo acreditan como titular de la patente, el damnificado podrá solicitar entre otras medidas:
l El secuestro de uno o más ejemplares del objeto en infracción;
l El inventario o embargo de los objetos falsificados y de las máquinas especialmente destinadas a la fabricación de esos productos.

En tanto que los jueces podrán ordenar distintas medidas cautelares en orden a evitar que las mercancías que se suponen falsificadas ingresen en los circuitos comerciales, incluyendo las importadas. Y a preservar las pruebas referidas a la supuesta infracción de la normativa de patentes.

El magistrado actuante deberá asimismo designar de oficio a un perito para que en un plazo máximo de quince días establezca la pertinencia del reclamo.

La nueva norma también establece que cuando no se hubieran otorgado las medidas cautelares, el demandante podrá exigir una suma en concepto de caución al demandado para no interrumpirlo en la explotación de la invención.

Otro de los cambios indica que en los procesos civiles se invertirá la carga de la prueba y será el demandado el que deberá probar que el procedimiento que utiliza para obtener el producto es diferente del patentado.

Una vez que la ley esté promulgada, los Estados Unidos desactivarían ocho denuncias presentadas ante la OMC contra la Argentina por el tema patentes. Y sólo faltaría atender presentaciones sobre el mismo tema realizadas por autoridades de

Temas en esta nota