Prevén buenos precios al momento de cosechar los granos gruesos

¿Qué pueden esperar los productores agrícolas de la actual campaña, tan inestable por cuestiones políticas, climáticas y de mercados?

Por
06deDiciembrede2003a las08:33

Jorge Ingaramo, director de Estudios Económicos de la Bolsa de Cereales, espera buenos precios para los productos argentinos, pero no tan alentadores como los que están recibiendo actualmente quienes conservan mercadería de la cosecha vieja. El experto habló en la Cuarta Jornada de Siembra Directa, organizada por los CREA de la zona Mar y Sierras, y justificó su visión optimista en varios factores que no se van a modificar de inmediato. Entre ellos, mencionó el fracaso de dos campañas agrícolas norteamericanas, la debilidad del dólar, que mejora el poder de compra de quienes demandan granos, y el crecimiento económico de China, la estrella del este de Asia.

A juicio del experto, el rubro más dinámico en las proyecciones de demanda internacional serán las proteínas de origen animal. La urbanización y el desarrollo económico de China motorizan ese fenómeno, que arrastra a la harina de soja y los granos forrajeros para producir carne de cerdo y de pollo. De cara al planeamiento de empresas en 2004, el experto anticipó muy buenos precios en el corto plazo y buenos valores en el mediano plazo. "Hay rentas que el agro debe aprovechar, aunque no hay que confundirse con las señales de cortísimo plazo de una soja extremadamente cara. Se debe capitalizar este buen momento, pero sabiendo que no será igual el año que viene", distinguió.

Ingaramo también adelantó que las necesidades de la macroeconomía seguirán manteniendo un tipo de cambio alto con retenciones en 2004, con poca disponibilidad de financiación bancaria. No obstante, destacó que si la inversión agrícola es autofinanciada, habrá mejoras en la eficiencia y la reducción del costo de producción, que generarán ventajas cuando vuelvan a subir las tasas de interés internacionales.

El aumento en la demanda de productos primarios por parte de los países del este de Asia es el fenómeno que hoy estudian los economistas. El embajador de Nueva Zelanda en la Argentina, Carl Worker, al hablar en otro congreso CREA, indicó que "se está generando una nueva clase media mundial, que tiene a China como principal representante por su dimensión, pero que incluye a Corea, Taiwan, Vietnam, Japón, Malasia, Tailandia, la India y Filipinas". China creció a un ritmo del 8% anual en los últimos 20 años sobre la base del ahorro, el trabajo y la inversión, que aseguran la continuidad del proceso de crecimiento. "Los gustos de los habitantes van cambiando y demandan carnes, pescado, lácteos, vinos y soja para extraer aceite y preparar leche", dijo Worker.

Temas en esta nota