Las exportaciones agrarias

El ex secretario de Comercio presenta en este artículo una síntesis del estado de las exportaciones de origen agrario de la Argentina. "Son las exportaciones que más aportan a la balanza comercial, fruto de nuestra reconocida competitividad en esta materia, no obstante la erosión ocurrida por las reconocidas falencias de nuestra economía", dice.

06deDiciembrede2003a las08:30

Presento aquí, en esta prestigiosa página de Clarín Rural, una síntesis del estado de las exportaciones de origen agrario de nuestro país. Son las exportaciones que más aportan al balance comercial, fruto de nuestra reconocida competitividad en esta materia, no obstante la erosión ocurrida por las reconocidas falencias de nuestra economía.

Los grandes sectores exportadores del país son cuatro y tienen la siguiente participación:

Productos primarios: 25 %

Agroindustriales : 32 %

Combustibles y energía: 18 %

Otras manufacturas industriales: 25 %

En los ocho primeros meses de 2003 las exportaciones agrícolas argentinas alcanzaron 11.160 millones de dólares lo cual permitiría alcanzar un total para el año de 16.500 millones de la misma moneda, que representaría un récord y que explica el 90% del crecimiento de las exportaciones totales del país.

En el concierto internacional de los países exportadores de bienes agrícolas, la Argentina es el séptimo exportador mundial, si se considera a la Unión Europea como una unidad, y el doceavo si se toman en cuenta las naciones de este bloque como unidades exportadoras. En el primer caso estamos detrás de la Unión Europea, EE.UU, Brasil, Canadá , China y Australia.

La Argentina es el exportador líder de doce rubros de gran importancia. Pese a la erosión de la competitividad argentina, que ha ido disminuyendo, el sector agrario es primer exportador mundial de los siguientes productos, clasificados por orden alfabético y según el ingreso en millones de dólares para los años 2002 y estimados para 2003

Aceite de girasol: 531.1

Aceite de soja: 1.329.4

Carne equina: 46.7

Harina de girasol: 1.161.2

Harina de soja: 2.555.5

Jugo de limón: 30

Jugo de uva: 60 (2003)

Limones: 80 (2003)

Maíz Pisingallo: 18 (2003)

Miel: 170 (2003)

Peras: 135 (2002)

Yerba mate: 19 (2002)

¿Qué significa esto? Nada más ni nada menos que el formidable vigor del sector agroindustrial argentino que ha logrado superar condiciones harto desfavorables, manteniendo o logrando posiciones de privilegio en el mercado mundial.

Es importante saber que las exportaciones de alimentos representan solamente el 8% de las exportaciones mundiales de bienes. Tenemos entonces , nuestras exportaciones demasiado concentradas en una porción relativamente reducida del comercio mundial. Además, un 40% de nuestras exportaciones de alimentos provienen del complejo oleaginoso, es decir que hay una doble concentración. Deberíamos crecer diversificando nuestras ventas externas. De hecho lo estamos haciendo mediante las exportaciones de energía - petróleo, gas y electricidad - y de productos de la minería. Estos renglones representan ya el 18% de las exportaciones totales, con lo cual la suma de ventas de productos basados en recursos naturales representan el 75% de las exportaciones nacionales. En suma, nuestra mayor fuerza ha sido la abundancia de recursos naturales.

La concepción existente sobre el valor agregado es en general errónea y equívoca en la Argentina. Solo se entiende que hay valor agregado cuando se ingresa en el área de valor añadido industrial . Se suele desconocer el valor agregado del agro y de los servicios. Un producto agrario tiene considerable valor agregado, proporcionado por el laboreo del cultivo, su consumo de energía , por los abonos y plaguicidas incorporados de industria nacional, por la aplicación de maquinaria agrícola , por la genética de los semilleros, por los planteles técnicos agronómicos

Temas en esta nota