Arrancaría la semana próxima la negociación con Aguas Argentinas

Dos de los máximos ejecutivos de Suez llegan al país para reunirse con De Vido.

Por
06deDiciembrede2003a las08:40

Martes y miércoles próximos serán días definitorios para Aguas Argentinas: se pondrá en marcha la renegociación de su contrato de concesión, un debate muchas veces anunciado pero que aún no se define. En el próximo año, la empresa no tendrá aumentos de tarifas, deberá suspender juicios contra la Argentina y concretar inversiones por $ 150 millones.

El martes llegarán a Buenos Aires dos de los máximos ejecutivos de Suez, la franco-belga que controla Aguas. Son Jacques Tetry, presidente de Suez Environnement, e Yves Thibauld de Silguy, vicepresidente ejecutivo de la matriz, Suez. Este último es definido dentro de la compañía como "un embajador itinerante", que recorre en forma permanente las diferentes empresas de Suez alrededor del mundo. Y llegará a Buenos Aires para participar de la reunión de directorio que está prevista para el martes.

En ese encuentro, según trascendidos, el actual presidente de Aguas Argentinas, Juan Carlos Cassagne, podría anunciar su retiro. Ese puesto lo asumiría De Silguy, que delegaría el manejo cotidiano de la empresa en Jean Bernard Lemire, el actual número dos de la compañía. Lemire, además, está terminando de definir un comité ejecutivo que lo acompañará en la gestión.

Todos esos cambios en la cúpula de Aguas no son el único objetivo del viaje de los franceses. Tetry y Silguy tienen prevista una audiencia con el ministro de Planificación, Julio De Vido. Sería el mismo martes o el miércoles, en principio. Y aunque la hora no está definida aún, sí el objetivo. "Que los reciba el ministro es un gesto político —señaló uno de los hombres que sigue de más cerca la negociación del agua—. Buscan mostrar un alto compromiso del Gobierno con el encuentro. Y es que lo que pondrán sobre la mesa es importante".

De Vido les presentaría a Tetry y Silguy el Acta Transitoria que el Gobierno discute hace dos semanas. Es un listado de condiciones que los franceses deberán aceptar para poder seguir al frente de la concesión. El Acta tendrá vigencia de un año. E incluye que el concesionario deberá hacer obras por unos $ 150 millones (una tercera parte se financiarán con un Fondo Fiduciario oficial); que tendrá que suspender la demanda en el tribunal arbitral Ciadi, en Washington; y que no podrá discutir aumentos de tarifas mientras esté vigente el acuerdo. "Durante esos 12 meses, se avanzará en la redacción de un contrato totalmente nuevo", señalaron los técnicos.

Tetry y Silguy podrían no responder en forma inmediata el planteo, y limitarse a escuchar los requerimientos. Pero seguramente el planteo tampoco los tomará de sorpresa: el segundo de ellos cenó con De Vido en la Embajada de Francia hace tres semanas, y estos temas habrían formado parte de la charla.

"Con esto, daremos comienzo a la renegociación, para poner a Aguas en la misma línea que las empresas eléctricas y de gas, que ya están renegociando sus contratos", resumió un alto funcionario con decisión en el rubro.

Temas en esta nota