Lula propone un área de libre comercio con el G20, China e India

Habría preferencias comerciales que no alcanzarían a los países más desarrollados.

Por
13deDiciembrede2003a las08:51

Europa se distanció de Estados Unidos", sintetizó el canciller Rafael Bielsa. Esa situación se reflejó ayer, según el ministro, en el cambio de actitud, más conciliadora con el G20, expresada por el comisario europeo Pascal Lamy. Ahora, el grupo de países que se formó para protestar por los subsidios de las naciones más ricas apunta a más: Lula propuso un área de libre comercio con China e India.

Argentinos y brasileños, cofundadores del G20, no ocultaban su alegría ayer en Brasilia. La convocatoria de cancilleres del grupo sumó, incluso, a países sudamericanos como Ecuador y Perú que habían desistido de participar en este foro por las presiones de Estados Unidos. "Cuando organizamos la reunión del G20 en Buenos Aires nos cuestionaron de todos lados. Ahora se ve lo apropiado de nuestra estrategia", recordó Bielsa.

El G20 fue organizado para enfrentar, en las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio, "un sistema comercial desequilibrado e injusto", según dijeron los protagonistas. Las grandes potencias se habían empeñado, en Cancún, en discutir la apertura de lo que interesa a los desarrollados (bienes industriales, tecnologías de avanzada, servicios, compras de gobiernos) Pero dejaban de lado la liberalización del comercio agrícola.

Ayer, frente a delegaciones de 19 países, el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, avanzó un paso más. Propuso formar un área de libre comercio con China, India y el resto del G20. Lula invitó a los ministros a "reflexionar" sobre esta posibilidad. La iniciativa será planteada formalmente en junio del 2004 en San Pablo, cuando se realice una conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD).

El canciller brasileño, Celso Amorim, aclaró que la idea es utilizar dentro del G20 un sistema de preferencias comerciales, tanto en bienes como servicios, que no sea válida para los países ricos. Este mecanismo está previsto en las reglas de la OMC, dijo. El canciller Bielsa consideró que se trata de una "buena iniciativa", con un sentido político fuerte.

—¿Por qué el comisario Lamy viajó a Brasilia? —preguntó Clarín al secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Martín Redrado.

—Lamy vino a negociar. Dijo que la nueva Política Agrícola Común (de la Unión Europea) le da más flexibilidad para tratar los temas agrícolas. Pero también pidió que el G20 flexibilice posiciones.

—¿Cuáles son las diferencias con Estados Unidos?

—Las principales diferencias son los subsidios domésticos a sus productores. La Unión Europea está más flexible en ese punto. Según otra fuente, también movió a los europeos la certeza de que no era posible seguir estirando la cuerda. "Ellos evaluaron que la consolidación del G20 podría provocar un nuevo fracaso, esta vez en Ginebra". Allí será la próxima reunión de la OMC.

Temas en esta nota