La sequía no afectó a la campaña triguera

La cosecha de trigo 2003/04 será de 11,9 millones de toneladas, apenas 2,1% menor a los 12,6 millones de toneladas de la campaña pasada, a pesar de la prolongada sequía.

Por
16deDiciembrede2003a las09:53

Las estimaciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, no fueron tan malas como se pensaban.
El pronóstico se justifica porque la "productividad lograda hasta el 29 de noviembre, con el 23 por ciento de la superficie apta cosechada, sorprende con altos rendimientos" en las principales áreas trigueras que oscilan entre "17 y más de 20 quintales por hectárea", señala el informe cerrado con datos recogidos en la última semana del mes pasado.

La comunicación recuerda que en informes anteriores se había destacado que "la baja incidencia de enfermedades foliares en el este de Córdoba, centro sur de Santa Fe y en el norte de Buenos Aires" compensarían un menor número y peso de los granos.

"La sequía impactó severamente en las provincias norteñas de Salta, Tucumán y Chaco" con un rinde inferior en un 22 por ciento al promedio del ciclo precedente a lo que debe adicionarse el abandono del 26 por ciento de la superficie cultivada en el resto del país.

Pero en "el sudoeste de Entre Ríos y el centro norte de Santa Fe" los rendimientos se ubicaron un 20 por ciento por encima de los de la campaña anterior, puntualiza la información. Con respecto a la soja, el informe mantiene la proyección de 13,7 millones de hectáreas para la siembra aunque "la sequía en amplias zonas de Córdoba y La Pampa intranquilizan a los productores creando incertidumbre respecto a la extensión que alcanzará finalmente la oleaginosa en el contexto nacional".

La mejor condición de humedad en el centro sur de Santa Fe, norte y oeste de Buenos Aires y en Entre Ríos, "permitieron un mayor progreso de la siembra de primera ocupación y la implantación de la de segunda sobre lotes de trigo recientemente recolectados mientras que en el sudoeste y sudeste de esta provincia, 1,2 millones de hectáreas aguardan lluvias inmediatas que permitan la siembra", puntualiza.

Para el maíz observa que "el área total con maíz (grano y forraje) se calcula a esta fecha alcanzaría los 2,7 millones de hectáreas, un 10 por ciento inferior respecto de la temporada pasada".

Asimismo, señala que "es lento el progreso de la siembra" y que al fin de semana último "escasamente se ha sembrado un 65 por ciento del área proyectada, que a la fecha alcanzaría los 2,2 millones de hectáreas con destino a grano comercial".

La siembra del maíz "acumula un atraso de 20 puntos porcentuales respecto a similar fecha del año anterior" debido entre otros motivos a "que los suelos de gran parte de Córdoba se mantienen secos" dependiendo la evolución del cultivo "de que ocurran precipitaciones de importante magnitud en lo inmediato".

En girasol la recuperación de la humedad en Buenos Aires permitió adelantar la siembra que "ya cubrió el 73 por ciento del área proyectada" aunque los "suelos excesivamente secos en Córdoba, San Luis y La Pampa impiden concretar extensiones inicialmente previstas, por lo que la superficie cultivada en esta campaña solo alcanzaría unos 2 millones de hectáreas, un 13 por ciento menor a los 2,3 millones de hectáreas del ciclo 2002/03".

Temas en esta nota