Reclamo a los EE.UU. por las carnes

El secretario de Agricultura pidió que se acelere la aceptación de la Patagonia como libre de aftosa. Campos se reunió con su par estadounidense, Ann Veneman. Las exigencias de la ley de bioterrorismo no serán obligatorias hasta el 12 de marzo, dijo el comisionado de la FDA.

17deDiciembrede2003a las08:18

WASHINGTON.- El secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, Miguel Campos, reclamó ayer a los Estados Unidos que acelere la concreción del informe para declarar a la Patagonia zona libre de aftosa sin vacunación, ya que sería una señal positiva que permitirá a la Argentina reabrir parcialmente los mercados a sus carnes.

Lo hizo durante una reunión que mantuvo con su par norteamericana, Ann Veneman, que consideró, según comentó Campos a LA NACION, que el pedido de una mayor celeridad en la definición del informe sanitario patagónico le parecía correcto.

A su vez, en el contexto de un encuentro con el comisionado de la Food And Drug Administration (FDA), Mark McClellan, el funcionario argentino le manifestó la preocupación del Gobierno acerca de los perjuicios que puede generar a las exportaciones la puesta en vigor de la ley de bioterrorismo, el 12 del actual.

McClellan informó a Campos que las exigencias de los registros y el aviso previo no se aplicarán en forma obligatoria hasta el 12 de marzo próximo. "Esta es una excelente señal de la FDA que ha entendido las dificultades de los países en desarrollo en acceder a las exigencias en un plazo tan corto", dijo Campos.

Respecto del tema carnes, el funcionario recordó que en los primeros cinco días de este mes una misión del servicio sanitario de Estados Unidos (APHIS, según sus siglas en inglés) y de Canadá realizaron una inspección en la Patagonia y en varios frigoríficos, con el propósito de confirmar que no hay fiebre aftosa en la región.

Señal concreta

"Sabemos que el informe es favorable, pero necesitamos una señal concreta, que se acorten los plazos de la definición", señaló Campos, que en su paso por la capital norteamericana se entrevistó también con el subsecretario de Asuntos Económicos del Departamento de Estado, Alan Larson; el segundo de la Representación Comercial (USTR), Peter Allgeier, y funcionarios del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Campos explicó que la nueva estrategia de la cartera de Agricultura frente al problema de la aftosa es lograr que la declaración de zona libre sea por regiones, con lo cual se beneficiará a vastas áreas sin enfermedad mientras se combate y controlan otras zonas más complicadas, como, por ejemplo, la frontera nordeste del país.

Esto permitiría reincorporar al mercado de carnes a regiones que no tienen aftosa, incluso sin vacunación, como es la Patagonia.

Si esto ocurre, dijo Campos, sería "una señal muy positiva" de los Estados Unidos, porque le permitiría al país retornar parcialmente con sus productos a mercados de alto poder adquisitivo, que incluso antes de la reaparición de la fiebre aftosa se habían transformado en prioritarios para la industria frigorífica argentina por su enorme potencial.

Asimismo, el gesto norteamericano dejaría al país en una mejor posición frente a la suspensión de su status sanitario de país libre de aftosa con vacunación.

El criterio de regionalización de la enfermedad fue aceptado por la Unión Europea (UE), principal mercado para las carnes argentinas.

En este contexto, el secretario de Agricultura tiene la aspiración de que en la reunión del Comité Consultivo Agroalimentario, prevista para marzo, se produzca alguna señal positiva por parte de Estados Unidos.

Reconstruir la confianza

"Estamos trabajando para reconstruir la confianza con Estados Unidos, que se había debilitado en el pasado", dijo Campos con relación a los problemas de transparencia en los controles sanitarios del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) du

Temas en esta nota

    Load More