Bajó el desempleo, pero es más alto de lo que se creía

El desempleo bajó en la Argentina. Sin embargo, las cifras dicen que hay más desocupados que los que marcaban las estadísticas anteriores.

Por
18deDiciembrede2003a las08:34

Esta aparente contradicción se explica porque el INDEC puso en marcha una nueva encuesta para medir el desempleo que capta mejor la desocupación, el empleo informal y la subocupación.

Así hoy el INDEC dará a conocer los índices de desempleo que corresponden al tercer trimestre de 2003 en base a la nueva metodología. Se estima que informará que en la Argentina el desempleo es del 16,3%, lo que equivale a un poco más de 2,5 millones de desocupados, considerando como ocupados a los beneficiarios de los planes sociales.

También sería mayor el número de gente subocupada —que trabaja pocas horas— con lo que sumarían 5,5 millones las personas con problemas de empleo. Esto significa que habría medio millón de desocupados más que lo que preveía el Gobierno y más gente sin trabajo que lo que marcaban las estadísticas anteriores. Sin embargo, eso no se debe a que aumentó el desempleo, sino a que la medición se hizo en base a una nueva encuesta que capta mejor todo lo que sucede en el mercado de trabajo. Si se hubiese mantenido la encuesta anterior, ahora los desocupados rondarían 2 millones, 200.000 menos que en mayo, lo que sería consecuencia de la mayor actividad económica. Y si se hubiese aplicado la nueva Encuesta a la medición anterior, hubiera sido del 17,8%. En ambos casos, la desocupación bajaría 1,5 punto.

Por este motivo, apenas trascendió que la nueva encuesta arrojaba un mayor desempleo, el Gobierno resolvió que el INDEC difunda hoy dos índices. Uno, con los datos que surgen de la nueva encuesta, y otro con los que hubieran surgido de haberse mantenido la anterior medición.

En base a pruebas realizadas, el INDEC adelantó que aplicada la nueva encuesta a las mediciones anteriores en el mercado laboral hay un mayor nivel de desempleo y subempleo. Eso se explica porque en la nueva encuesta el INDEC incorporó más preguntas porque "así como la ocupación o el empleo tienen formas ocultas, también la búsqueda activa de trabajo tiene modalidades más informales, que capta la nueva encuesta".

Así, y a pesar de que la desocupación llegó a alcanzar a casi 3 millones y la subocupación a 2,5 millones, como en mayo de 2002, en realidad, el número de desocupados y subocupados era mayor. Ahora, el INDEC estima que en ese momento había 3,9 millones de desocupados y 3,3 millones de subocupados.

Otro cambio es que la nueva encuesta es continua. En lugar de dos veces por año, ahora se realiza semana a semana durante todo el año, con la divulgación de los datos por trimestre o 4 veces al año. Y en vez de preguntarle al encuestado si buscó trabajo en la última semana, "se amplía el período a 4 semanas". Con el nuevo método se estima que sería mayor el número de gente ocupada que se desempeña "en negro". Esto indicaría que la precarización laboral es más alta que la que se calculaba.

Temas en esta nota