Buscan que no suba la nafta

Productores y refinadores de petróleo están tironeando para cerrar antes de fin de mes un nuevo convenio que frene la suba de los precios de los combustibles.

Por
18deDiciembrede2003a las08:37

Son optimistas sobre llegar a un acuerdo, pero en medio hay una deuda de US$ 95 millones que genera rispideces.

Las petroleras mantienen desde enero —cuando la guerra en Irak y la crisis en Venezuela dispararon los precios— un acuerdo por el cual las productoras (Repsol-YPF, Petrobras) venden a las refinadoras (Shell, Esso, EG3) el barril de petróleo a US$28,50, pese a que el precio de mercado es superior (hoy ronda US$ 33). La expectativa era que cuando bajara el precio del fluido, las refinadoras seguirían pagando 28,50 hasta compensar la diferencia. Pero las cotizaciones no bajaron, y las refinadoras ya deben US$ 95 millones a las productoras. Y no ven la manera de compensar.

"Ahora las productoras quieren llevar el precio de referencia a US$ 30, y eso implicaría una presión por aumentos en los combustibles", dijo un empresario del sector. El acuerdo vence el 31 de diciembre. Los productores dicen que los precios vigentes se acordaron con un dólar de 3,50, y que la diferencia con la cotización actual permite a los refinadores pagar algo más por el fluido.

Pero los refinadores retrucan que la caída del 11% en la venta de nafta los deja sin margen. Ayer, el presidente de la Cámara de la Industria del Petróleo (CIP) y titular de Shell, Juan José Aranguren, fue optimista: "No podemos pensar que el Gobierno quiera un aumento de los combustibles, por lo que es un hecho que este acuerdo se va a prorrogar más allá del 31 de diciembre", vaticinó.

Temas en esta nota