Rosario y la región van camino a contar con un centro científico en las instalaciones de La Siberia

El Centro Regional de Investigación de Rosario (Cerider) está a punto de cumplir uno de sus sueños más anhelados: terminar las obras edilicias que integran el complejo ubicado en La Siberia.

Por
23deDiciembrede2003a las09:05

Es que llegó el giro de una partida presupuestaria de un millón cien mil pesos para culminar el pabellón que ocupará el Instituto Biomolecular de Rosario (IBR). Además en el presupuesto 2004 se incluyó una partida para otro pabellón y para el 2005 está prometida otra cuota para finalizar el resto de los edificios. Así, la idea de radicar en el predio a todos los institutos del Conicet vuelve a tomar forma entre los investigadores rosarinos y de la región.

El director del Cerider, Alejandro Cecatto, anunció ayer ante la comunidad científica que el Conicet ya giró la partida otorgada para finalizar las obras que estuvieron paralizadas hace 20 años.

Cecatto también anticipó que en el presupuesto 2004 figuran las obra para un segundo pabellón, "así que habrá que hacer lobby para que se concrete y lleguen los fondos". Asimismo, dijo que para el 2005 se prometió más dinero para finalizar el resto de las instalaciones.

"La idea es radicar en el predio a todos los institutos del Conicet", explicó. "Queremos lograr una sinergia que promueva actividades de desarrollo entre los distintos institutos y que atraiga a las empresas para lograr la interacción con el medio",.

El objetivo del Cerider es transformase en un parque tecnológico y crear el primer centro de transferencia de tecnología. Al respecto Roberto Ceretto, flamante subsecretario de Ciencia y Tecnología de la provincia, señaló que "se quiere cambiar la cultura tradicional donde la ciencia se ha mostrada con un sentido en sí misma para que tenga su sentido como herramienta de desarrollo económico y social de la región". El funcionario remarcó que se trata de "un cambio de filosofía".

"Hay problemas de la región que no son exclusivos de una disciplina sino de varias áreas para tener una solución en conjunto. Es fundamental que este centro, después de 20 años, consiga desde la Nación el dinero para terminar un edificio. Necesitamos sinergias para trabajar en forma interdisciplinaria", apuntó Ceretto.

En tanto, remarcó que el desafío es "crear un parque científico tecnológico de Rosario y su región, integrar a todos los institutos, empresas, organizaciones no gubernamentales, municipalidades y la provincia para proyectar a Rosario a futuro".

Por otra parte, se estableció un convenio entre el Cerider y la Facultad de Ciencias Económicas con el objetivo de que la institución académica realice un relevamiento de empresas interesadas desarrollo tecnológico y se las vincule a los grupo de investigación. El proyecto ya dio sus primeros frutos y de 50 empresas 20 se mostraron interesadas.

En el encuentro se presentaron diversos casos de vinculación tecnológica con empresas y se expusieron las dificultades que debe enfrentar un investigador a la hora de realizar la transferencia de conocimiento hacia la comunidad. Silvina Aranz, Miguel Angel Lara y Manuel González Serra mostraron las alternativas.

Un horno torcional para el secado de cascara de algodón, un secadero solar de madera aserrada, un sistema de solarización del suelo, una máquina para el secado de amaranto, un estanque para la producción de spirulina, un recinto para la cría de lechones, el proyecto de biotecnología aplicada a la acuicultura, fueron algunas de las presentaciones.

Temas en esta nota