Confirmado: el caso de EEUU es de vaca loca

Argentina, China, Turquía y Honduras se sumaron a los países que suspendieron las importaciones de carne.

26deDiciembrede2003a las09:01

El laboratorio británico que analiza las muestras del primer caso de vaca loca registrado en los Estados Unidos confirmó los resultados de Washington, según informó ayer el Departamento de Agricultura estadounidense. La confirmación por parte del laboratorio Waybridge coincidió con la decisión de China, Turquía y Honduras de sumarse a los múltiples países que suspendieron la importación de carne estadounidense. Ayer por la tarde, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) resolvió impedir el ingresos de productos cárneos y sus derivados.

"El laboratorio Waybridge realizará otras pruebas", señaló la comunicación oficial de Estados Unidos, que indicó que se parte de la base "de que estos datos confirman nuestros propios tests anteriores y similares".

El martes, el gobierno estadounidense dio a conocer la sospecha en base al diagnóstico hecho a una vaca de la raza Holstein en el estado de Washington que arrojó que es "presuntamente positiva" a la Encefalopatía Espongiforme Bovina (ESB), el término médico del conocido mal de las vacas locas.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos precisó que el animal supuestamente infectado estaba en un criadero del estado de Washington, sobre la costa del Océano Pacífico, al sur de la Columbia británica canadiense. El animal, una vaca lechera, fue faenada a comienzos de diciembre, porque ya no estaba en condiciones de trasladarse y había sido comprada en octubre del 2001.

El establecimiento al que pertenecía, Verns Mosese Lake Meats, retiró voluntariamente del mercado más de 5.000 toneladas de carne cruda, temiendo que pueda estar contaminada.

Los daños por el primer caso de vaca loca en los Estados Unidos, anunciado por la secretaria de Agricultura, Ann Veneman, serán cuantiosos para ese país, que es el primer exportador de carne bovina, por 3.500 millones de dólares al año, al tiempo que se abren expectativas de buenos negocios para otras naciones.

La suspensión de importación por parte de China, Turquía y Honduras, se suman a las ya producidas por México, Japón y Corea del Sur, los tres principales compradores de los Estados Unidos, entre otros tantos países.

Socio de EEUU en el Nafta, México importa gran cantidad de carne bovina de ese país y durante el 2002 los embarques fueron de 349.900 toneladas, por 854 millones de dólares. El otro miembro del Nafta, Canadá, también decidió un cierre temporal de su territorio a la carne estadounidense.

El cierre de los mercados

En tanto, el Ministerio de Agricultura de Brasil suspendió "por tiempo indeterminado" las importaciones de animales, productos y subproductos de carne procedentes de Estados Unidos. "Los embarques de esos productos que llegaren a los puertos y aeropuertos brasileños serán devueltas o quemadas", agregó un comunicado emitido en Brasilia.

En el resto de América Latina, Honduras decidió ayer la prohibición, y se sumó a Colombia, Paraguay, Perú y Uruguay, mientras que Argentina aún no hizo anuncios oficiales.

Turquía tomó ayer una medida similar, pero esa decisión -dijo un funcionario del Ministerio de Agricultura- no tendrá gran impacto, pues son muy limitadas las importaciones turcas de ese producto provenientes de Estados Unidos.

La Unión Europea (UE), donde las importaciones de productos bovinos desde los Estados Unidos son menores, no juzgó necesario tomar medidas más allá de que la Comisión Europea sigue la situación de cerca.

A su vez, en Asia, China suspendió la importación de bovino estadounidense, como lo hicieron Japón (el principal mercado, compra un tercio de los embarques de los Estados Unidos), Corea del Sur, Taiwán, Singapur y Malasia.

Por su parte, el ministro de Agricultura ruso, Aleksiei Gordeev, preci

Temas en esta nota