Agricultura cree que la Argentina podrá exportar más carne y soja

Casi tres años después de que la aftosa le causó la peor crisis ganadera de su historia, la Argentina se prepara para exportar más carne, soja y harinas vegetales, como consecuencia de la aparición de la enfermedad de la "vaca loca" en Estados Unidos, dijo ayer el secretario de Agricultura, Miguel Campos, en una entrevista con la agencia Reuters.

Por
30deDiciembrede2003a las08:29

En su triple papel de primer exportador mundial de harina de soja, tercer exportador de granos de esta oleaginosa y octavo exportador de carne, la Argentina está en una situación altamente favorable para aprovechar las consecuencias que pueda traer la crisis sanitaria estadounidense, señaló Campos.

"El primer impacto, sin duda, va a ser un aumento de ingresos al país por incrementos en los precios y la demanda de productos derivados de la soja", explicó el titular de la cartera agrícola. Los cálculos extraoficiales de los ingresos extra que obtendría el país indica que oscilarían entre los 500 y los 2000 millones de dólares, pero Campos prefiere esperar la evolución de los mercados antes que hacer una proyección.

Campos señaló que, frente al riesgo de que aparezca "vaca loca", "la gran ventaja de la Argentina es que el sistema de producción (ganadera) es de base pastoril. El nivel de uso de raciones que puedan contener harina de carne es mucho menor. Hoy la Argentina, junto posiblemente con Brasil, son los países que menos riesgo tienen", apuntó.

Campos señaló que el país trabaja en la prevención de la "vaca loca" desde hace ocho años y que tiene la categoría más alta en el estándar internacional. No obstante, advirtió que "nadie está libre de la enfermedad". El funcionario también cree que habrá oportunidades para atender la demanda de los mercados que dejaron de comprarle a Estados Unidos.

Los mercados agropecuarios del mundo se conmocionaron el martes pasado cuando Washington informó que había detectado su primer caso de "vaca loca". La noticia disparó globalmente los precios de la soja y de su harina derivada, que es el reemplazo natural de las harinas de carne y de hueso que integran las dietas de los animales, y produjo una veda masiva de la carne estadounidense.

En Chicago, el mercado de materias primas agrícolas más influyente del mundo, los futuros de soja y harina derivada caían por tomas de ganancias tras alcanzar valores máximos el viernes. Por tercera jornada consecutiva, las posiciones futuras del ganado en pie se cotizaron allí en los límites más bajos autorizados por los reglamentos del mercado.

Temas en esta nota