Cría Bovina Intensiva (CBI)

El sistema CBI propone la alternativa de realizar cría bovina sobre suelos agrícolas básicamente por dos motivos, el primero es porque se plantea la actividad sobre pasturas consociadas base alfalfa con gramíneas templadas de alta producción, y el segundo es porque durante el período de vaca seca se plantea el pastoreo de los rastrojos.

13deAbrilde2004a las15:58

 De esta manera la propuesta técnica es permitir expresar el potencial productivo de los rodeos de cría en campos de la zona núcleo, en muy buenas condiciones ambientales de producción, maximizando así la producción de terneros por hectárea a bajo costo.

Los campos tradicionalmente llamados ganaderos, cañadas, bajos o con alguna limitante a la producción de granos, deben continuar con ganadería de cría, al ser la alternativa de producción más viable y sustentable en el tiempo para esas situaciones. No obstante, actualmente se vuelve a plantear que en los campos de superior calidad donde se hace agricultura, dentro de la rotación de los cultivos es conveniente incluir ciclos de pasturas base alfalfa.

Una de las conclusiones que surgen del análisis de los sondeos ganaderos realizados anteriormente en el sur santafecino, es que la actividad de cría fue siempre la de menor productividad, debido generalmente a una menor intensificación, ya que, era considerada habitualmente como complementaria de la agricultura. En la mayoría de los casos los destetes producidos son engordados y se aumenta la cantidad de invernada por la compra de más terneros. La vaca de cría fue considerada tradicionalmente como un capital de ahorro, porque cuando se presentan compromisos financieros, siempre vale y siempre se vende y además es posible vender "de a una cabeza por vez".

La propuesta técnica es que, dentro de las opciones ganaderas que hagan un buen uso de estas pasturas perennes, sea considerada la cría con un manejo más intensivo aún sin disponer de campos bajos o lagunas. De esta forma se le daría una oportunidad a la vaca de cría en los mejores campos de obtener muy buenos resultados económicos. El planteo básico es que durante el período de lactancia y servicio la vaca está sobre pasturas de elevada disponibilidad y óptima calidad forrajera con cargas animal elevada (5 vacas/ha). Pastoreando a continuación los rastrojos de maíz y soja, durante el período de vaca seca con bajos requerimientos nutritivos.

Para lograr un manejo adecuado de cría con altas cargas por hectárea, es fundamental el conocimiento de un adecuado manejo del pastoreo, con las correctas dotaciones según la disponibilidad de forraje y los necesarios descansos de la pastura para su recuperación. Para ello es de muy importante el conocimiento y la aplicación práctica del buen uso de alambres o hilos electrificados.

Este sistema de producción agrícola ganadero, para tener éxito en sus resultados deben producir más, y como ocurre en otras actividades es preciso innovar, bajar costos y hacer un mejor uso de los recursos disponibles. En definitiva, mantener y si es posible mejorar la rentabilidad y sostenibilidad del sistema.
Por lo tanto, el objetivo central del trabajo es impulsar la actividad de cría bovina, mejorando su productividad y competitividad, a través de la intensificación de su manejo tratando de obtener mayores producciones por hectárea que eleven la rentabilidad, sustentabilidad y sostenibilidad del sistema agrícola-ganadero en su conjunto.

Dentro de los objetivos generales para la intensificación de la actividad de cría se plantean:

· Incrementar la eficiencia (eficacia económica y biológica) de la cría vacuna por aumentos de carga animal, aumentos de los procreos, aumentando el índice de destete por vaca y por hectárea.

· Mejorar el nivel de conocimiento de los ganaderos, mediante la capacitación y transferencia de tecnologías, articulando con programas en ejecución ("Carnes Santafesinas 2000"MAGIC).

Temas en esta nota

Seguí leyendo