Italia dio el visto bueno y el canje está un paso más cerca

La comisión de valores aprobó la oferta para lanzar la reestructuración de la deuda

31deDiciembrede2004a las08:01

El ente regulador aclaró que esto no significa que los bonistas adherirán al plan

Las asociaciones de ahorristas italianos insisten en rechazar la propuesta

Amenazan con presiones ante el FMI

Roma.- Después de la Securities and Exchange Commission (SEC) norteamericana, la Comisión Nacional de Sociedades y Bolsa (Consob), su equivalente italiana, dio ayer vía libre a la publicación del prospecto que guiará la realización del canje para la reestructuración de la deuda argentina.

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, dijo ayer que con la aceptación de la Consob para la propuesta argentina "están dadas las condiciones" para avanzar en el proceso de reestructuración de la deuda en default, ya que sólo restan cuestiones estrictamente técnicas. "Hoy se dio la aprobación de la Consob para el lanzamiento de la oferta, el lunes pasado ya había salido la aprobación final de Estados Unidos y por supuesto Buenos Aires está habilitada, de manera que ya están dadas las condiciones para ir adelante con el proceso de reestructuración", indicó el ministro desde su descanso en Cariló, provincia de Buenos Aires, a Radio Continental.

En Roma, la Consob confirmó la aprobación. Una fuente del organismo aclaró que esta luz verde no significa que los más de 400.000 bonistas italianos se adherirán al plan, sino que "técnicamente" el canje puede proceder. La comisión de valores italiana, que también dijo que no existen impedimentos para la publicación del prospecto para la reestructuración de la deuda, pidió al gobierno argentino publicar en los dos principales diarios de la península una serie de advertencias que pongan en evidencia los puntos críticos de la oferta, según trascendió.

Nicola Stock, presidente de la Task Force Argentina (TFA) y copresidente del Comité Global de Bonistas de la Argentina (GCAB, según sus siglas en inglés), hizo saber que, más allá de la aprobación de la SEC primero, y la Consob después, considera "inaceptable" la propuesta argentina.

"La propuesta penaliza a los inversores privados y, por lo tanto, es absolutamente inaceptable. Buenos Aires tiene posibilidades financieras como para mejorar la oferta, que al momento no tiene ninguna esperanza de obtener luz verde de parte de los pequeños ahorristas", dijo Stock, que les envió una carta de dos páginas a los bonistas damnificados para que no adhieran al canje. "La aprobación formal de la SEC y de la Consob no nos toma de sorpresa porque tiene que ver con los aspectos técnicos, y no con una evaluación de la propuesta en sí", agregó.

Más allá de las diferencias que mantiene con Stock, Mauro Sandri, del Comitato Creditori Argentina, reaccionó en forma parecida. "La aprobación por parte de la comisión italiana era un acto administrativo descontado, que esperábamos", dijo a LA NACION este abogado, que representa a unos 1500 ahorristas que le están haciendo juicios al Estado argentino, a los bancos italianos y a la misma Consob, por haber autorizado trece emisiones de títulos argentinos en este país.

Sandri adelantó que si la Consob no reglamentó el tratamiento que tendrán los tenedores que no adhieran al canje, o el de los bonistas que recurrieron a la Justicia, impugnará el prospecto por "nulidad absoluta".

"En Italia la aceptación no superará el 15 por ciento, y los ahorristas no aceptarán seguramente la oferta argentina", vaticinó, y reiteró que considera "suicida el modo de resolver el problema de la Argentina, país al que nunca más nadie en Europa le comprará un título de deuda".

Con casi medio millón de personas damnificadas -la mayoría jubilados que perdieron los ahorros de toda una vida de trabajo-, Italia es uno de los países más afectados por el default argentino, que en los últimos años hizo que las

Temas en esta nota

    Cargando...