Granizo, de los cohetes rusos al invento argentino.

En la pelea contra esa adversidad también se reemplazaron aviones de EE.UU...

Por
09deMayode2005a las08:47

El granizo fue, es y será un dolor de cabeza para Mendoza, donde 260.000 hectáreas de vides, frutales y otros cultivos están expuestas al peligro. Pero, al menos, este año el Gobierno local logró ahorrar cerca de 8 millones de pesos en remedios. Fue a partir de la decisión de nacionalizar los planes de lucha antigranizo, que desde hace dos décadas se encaraban con empresas de Rusia y EE.UU.

Todas las temporadas, de octubre a abril, los productores mendocinos viven en vilo por las tormentas, que en promedio destruyen 10% de los cultivos y provocan daños por casi 100 millones de pesos. Sólo los más pudientes viven tranquilos: tienen mallas antigranizo, que por su alto costo apenas cubren 10.000 hectáreas. El resto cruza los dedos y confía en el plan de lucha provincial, que consiste en detectar la tormenta antes de que estalle para esparcir sobre ella ioduro de plata, producto que disminuye el tamaño de las piedras de hielo.

Desde los ochenta, esta lucha se hizo lanzando cohetes tierra-aire fabricados y manejados por rusos. A partir de 1998, la estrategia viró hacia aviones especiales que operaba la empresa estadounidense Weather Modification, con un costo promedio de 18,5 millones de pesos anuales. Hasta octubre de 2004, cuando quedó desierta la licitación. Entonces, el Ministerio de Economía provincial decidió hacerse cargo del asunto. Convocó a la Fundación ArgenInta, a la Fuerza Aérea y a radaristas y pilotos nativos.

La sorpresa se conoció hace poco, cuando cedió el peligro y se cerró la temporada 2004/05: se habían gastado en el operativo 9,5 millones de pesos (de los cuales 4,5 millones correspondieron a la compra de un radar). Y el daño que produjeron las granizadas resultó menor: la piedra afectó 16.667 hectáreas, contra las 18.947 hectáreas promedio del lustro anterior.

"Lo importante es que el país cuenta con capital social como para llevar programas en los que antes había que contratar a extranjeros", destacó Jorge Silva, director provincial de Agricultura.

Con el dinero ahorrado se puso en marcha una experiencia piloto para asegurar contra el granizo toda la superficie agrícola mendocina. El Gobierno pagó las primas y 120.000 hectáreas ya tienen cobertura. En los próximos días, según Silva, se pagarán las primeras pólizas.

Temas en esta nota