La Argentina es considerada líder en biotecnología por FAO.

La consolidación de la Argentina como país productor de soja la ubica entre las líderes en biotecnología...

Por
13deMayode2005a las08:42

Una nueva evaluación de la FAO sobre la situación de la investigación y la aplicación de la biotecnología agrícola en los países en desarrollo (FAO-BioDeC) revela que estos países ya tienen programas de biotecnología bien elaborados, y además de una considerable capacidad de investigación, están aplicando la biotecnología en un modo muy avanzado.

La mayor parte de los organismos modificados genéticamente que se han comercializado hasta ahora en los países en desarrollo proviene de los países industrializados y tiene un rango de características muy restringido -tolerancia a los herbicidas y a la plaga de insectos- y un número limitado de cultivos -algodón, soja y maíz-.

La nueva evaluación de la FAO revela que varios países en desarrollo han estado investigando una variedad más amplia de cultivos, como los plátanos, la yuca, los caupís, el arroz y el sorgo, como la tolerancia a las presiones abióticas de la salinidad y las sequías, y la calidad, pertinentes para la seguridad alimentaria.

Países como la Argentina, Brasil, China, Cuba, Egipto, la India, México y Sudáfrica están abriendo camino. Un segundo grupo de países tiene programas de biotecnología agrícola de mediana escala. Mientras tanto, otros países en desarrollo tienen una capacidad relativamente limitada de investigación.

El informe muestra algunos déficit palpables. Por ejemplo, no hay investigación en la resistencia a los nematodos, a pesar de que estos parásitos producen considerables pérdidas. Otro problema fundamental, pero desatendido en la investigación son las pérdidas poscosecha.

El estudio demuestra que es necesario construir capacidad en la bioseguridad para permitir que numerosos países de Africa, Europa Oriental, América latina y el Cercano Oriente se beneficien plenamente de los organismos modificados genéticamente.

 

Temas en esta nota