Por qué Brasil necesita el maíz argentino.

La oferta proyectada de maíz brasileño 2004/05 será menor a la estimada al tiempo que la demanda está registrando un impulso creciente en el vecino país...

Por
14deMayode2005a las09:16

La oferta proyectada de maíz brasileño 2004/05 será menor a la estimada al tiempo que la demanda está registrando un impulso creciente en el vecino país. La apertura de mercados externos generó una suba espectacular en las exportaciones de pollos.

Los valores internos del maíz se encuentran estables en la actualidad debido al ingreso al mercado de la cosecha argentina 2004/05. Mientras que parte de los productores maiceros (por motivos financieros o logísticos) ya vendieron el cereal, otros decidieron conservarlo a la espera de mejores precios.

El dato es que el valor del maíz argentino presenta un potencial alcista a partir de los grandes requerimientos de importación del cereal que deberá realizar Brasil en los próximos meses.

El consumo de maíz en Brasil proyectado por el organismo oficial Conab para el ciclo 2004/05 es de 40,1 M/t. Sin embargo, la demanda final para el presente período será muy superior a la estimación del Conab, debido a las sostenidas compras de maíz que están realizando las compañías porcinas y, fundamentalmente, aviares del vecino país.

Las exportaciones brasileñas de carne aviar en el primer trimestre de 2005 fueron de 635.433 toneladas por un valor de 685 millones de dólares, una cifra 20,3% superior a la registrada en el mismo período de 2004. Este buen desempeño se explica por el fin del embargo ruso (en febrero pasado) y por el reciente acceso al mercado chino. Además, Corea del Sur aprobó la importación de carne aviar brasileña a partir del próximo 31 de mayo. En otras palabras: la producción de pollos brasileña será una aspiradora de maíz durante 2005.

La última proyección de Conab indica que la cosecha brasileña de maíz de primera 2004/05 sería de 29,3 M/t, mientras que la de maíz de segunda (safrinha) alcanzaría 9,72 M/t (un total de 39,03 M/t).

Sin embargo, la consultora Céleres estima una cosecha final de maíz de 36,77 M/t (27,97 + 8,80 M/t). Y André Pessoa, director de Agroconsult, dijo al diario O estado de São Paulo que la safrinha 2004/05 podría ubicarse por debajo de 7 M/t.

La safrinha -más allá de cuál termine siendo el recorte de producción- comenzará a cosecharse en agosto de este año. Mientras tanto, las regiones que experimentaron un fracaso productivo están siendo abastecidas en la actualidad por ventas de stocks gubernamentales de maíz. Pero esta situación tiene un límite. Será entonces cuando la demanda brasileña deba recurrir obligatoriamente al maíz argentino.

La inesperada aparición de la demanda brasileña se hace presente en un momento en el cual los compromisos externos de maíz argentino ya alcanzan más de un 45% del saldo exportable potencial. Se trata de una cifra inédita, porque la cosecha local de maíz recién finalizó a fines de abril pasado. Por lo tanto, de aquí en más la evolución del valor interno del maíz dependerá de la evolución de la demanda brasileña y de la paciencia de los empresarios agrícolas argentinos que decidieron retener la mayor parte del cereal.

En tal escenario, no se descarta que el valor interno del maíz supere los 70 U$S/t cuando el grueso de la demanda brasileña comience a presionar sobre la oferta local del cereal.


Temas en esta nota