Palocci: Brasil no quiere salvaguardias en la relación comercial con la Argentina

Espera una propuesta de Lavagna para cooperar en la reindustrialización...

18deMayode2005a las08:42

San Pablo.- El gobierno brasileño dice estar esperando, por escrito, la nueva propuesta del gobierno del presidente Néstor Kirchner para cooperar en la reindustrialización de la Argentina, pero advierte que no serían aceptadas las salvaguardias como método para contener la llegada de los productos brasileños.

En una entrevista con LA NACION y Clarín, Antonio Palocci, el "todopoderoso" ministro de Hacienda brasileño, reveló que en el encuentro que tuvo la semana pasada con el ministro de Economía argentino, Roberto Lavagna, no le fue entregada ninguna propuesta por escrito y enfatizó: "Nosotros le sugerimos que no utilicemos el mecanismo de salvaguardias, porque ese instrumento va en contra del Mercosur". No hay una fecha prevista para la entrega de la propuesta.

"Pero claro que no vetamos que las salvaguardias sean sugeridas en el nuevo documento. ¡El ministro Lavagna, como yo, no trabaja con vetos! ¡Somos los dos igualmente italianos!", bromeó el médico y ex militante trotskista que hoy es elogiado profusamente por los actores del mercado financiero y criticado por los movimientos sociales por su fama de ortodoxo y duro.

-¿Cómo recibió Brasil la nueva propuesta del ministro Lavagna para equilibrar el Mercosur?

-Conversamos la semana pasada durante la cúpula América del Sur-Países Arabes, pero él no me presentó formalmente una propuesta. El ministro Lavagna me recordó los detalles de la propuesta que hicieron inicialmente [en septiembre], recordamos las ponderaciones que hizo Brasil, y me dijo que a partir de ese diálogo va a hacer una segunda. Le dije que la esperamos con respeto.

-¿Brasil aceptaría la adopción de salvaguardias?

-Creemos que los sectores productivos de Brasil y la Argentina pueden realizar acuerdos. Nosotros sugerimos al gobierno argentino que no utilicemos mecanismos de salvaguardias, porque ese instrumento va en sentido contrario de la profundización del Mercosur. Lavagna reiteró que se necesitan medidas formales, y no apenas negociaciones entre empresarios. El diálogo está extremadamente sereno y positivo, y mi relación personal con el ministro Lavagna es excepcionalmente buena.

-¿Qué haría para evitar que productos brasileños dificulten la reindustrialización argentina?

-Todos nuestros países enfrentan esa dificultad. Cuando uno quiere desarrollar un sector, en el mundo siempre hay otros que producen. Pero no necesariamente los productos importados impiden el proceso de industrialización. Nosotros, con un chip que importamos de China, fabricamos y exportamos celulares para el mundo.

-Pero hay quejas...

-Los empresarios brasileños del vino, del arroz, de la cebolla, del trigo, hacen el mismo reclamo que los empresarios argentinos. El problema existe en los dos lados.

-¿Cómo haría para que los inversiones que llegan a la región no sean acaparadas por Brasil?

-La solución que el gobierno argentino consiguió con la negociación de la deuda va a originar una mejora en la cantidad de inversiones que llegan a la Argentina en el corto plazo. La Argentina hizo una operación de éxito, y el ministro Lavagna puede mostrar un superávit robusto en las cuentas públicas.

-¿Qué opina de la compra de Loma Negra?

-Tendríamos que festejar que hay empresas argentinas invirtiendo en Brasil y brasileñas invirtiendo en la Argentina. Deberíamos fomentar eso, en lugar de preocuparnos con la desnacionalización.

-¿Cómo le fue a Brasil después de no renovar su acuerdo con el FMI?

-Es mejor para un país, así como es mejor para el Fondo, que no sea necesario un acuerdo.

-¿Es inevitable la creación del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA)?

-El ALCA no es un camino obligatorio: tenemos que analizarlo, ver nuestros interese

Temas en esta nota