Chile propone un plan energético con Argentina y Brasil.

El proyecto implica que nuestro país adquiera energía eléctrica brasileña, y pague el costo con provisión de gas a Chile...

Por
19deMayode2005a las08:33

La escasez de gas y petróleo que afecta a la economía chilena lleva al vecino país a recurrir a la ayuda de Brasil para superar los problemas de suministro de gas natural y fortalecer la oferta de energía eléctrica.

En ese sentido, el Ministerio de Economía chileno estimó que las restricciones de combustible desde la Argentina y los altos precios del petróleo impactarían el crecimiento de Chile este año en un 0,3%. No obstante el gobierno trasandino ha pronosticado una expansión del PBI entre 5,25% y 6,25% para este año.

Para solucionar la crisis energética, el ministro de Economía y Energía de Chile, Jorge Rodríguez mantuvo una reunión con su similar de Brasil, Dilma Roussef, en el que establecieron un entendimiento para iniciar negocios entre ambas naciones e implementar así mejoras en el sector eléctrico.

Como informa hoy el portal electrónico de El Mercurio, el ministro explicó que en lo inmediato quedaron de avanzar en el acuerdo marco que establecerán ambos gobiernos para concretar el sistema de intercambio de recursos energéticos.

Según el ministro chileno, no se descarta que de la negociación participe también la Argentina. En ese aspecto propone que nuestro país adquiera electricidad de Brasil y posteriormente, en vez de pagar con dinero, salde la deuda con el envío de gas natural hacia Chile.

El ministro Rodríguez afirmó que se debe elaborar un documento que genere las condiciones para que sean los empresarios privados quienes avancen en este negocio tripartito.

Según El Mercurio, este sistema de triangulación operará en épocas del año en que Brasil tenga excedentes de producción hidroeléctrica, que puede ser enviada a Argentina a través de la línea de interconexión que hay entre ambos países.

Chile piensa comprar a Brasil unos 700 MW de energía porque ésa es la capacidad de transporte de las líneas.

El ministro explicó que la gracia de este proyecto es que al final Chile podrá intercambiar con Argentina "electricidad por gas, es decir, energía por energía, y no dinero por energía".

Otro de los beneficios del proyecto es que no se requiere de nuevas inversiones, sino que se aprovecha la capacidad instalada de generación eléctrica que existen actualmente.

Temas en esta nota