La cosecha de soja y de maíz ingresó en los últimos lotes.

Volvió a instalarse en la región pampeana el tiempo inestable, con alternancia de lloviznas, chaparrones y, también, períodos con mejoramientos temporarios...

20deMayode2005a las08:52

Este escenario se mantuvo vigente durante la mayor parte de la semana, lo que generó condiciones térmicas sin grandes desvíos, con temperaturas mínimas extremas cercanas a 0 ° C para la zona centro-sur de la región, y máximas que oscilaron entre 20 y 25 °C. En cuanto a las precipitaciones, los mayores milimetrajes se dieron en el noreste de Entre Ríos y casi nada en el resto de la región, donde sólo se computaron escasos aportes por lloviznas intermitentes o chaparrones muy aislados. A partir de este diagnóstico se sigue acentuando la necesidad de agua para los niveles superficiales de los suelos que serán destinados a la siembra de trigo.

En la provincia

Traslasierra. Hasta el martes, el tiempo se mantuvo inestable, con lloviznas y lluvias menores. A partir de ese día comenzaron a mejorar las condiciones con la presencia del sol. A pesar de la cantidad de días con inestabilidad, la cantidad de agua caída fue poca: sólo entre 3 y ocho milímetros. De todo modos, lo que más preocupa en la zona es que por ahora no lleguen las heladas, ya que a la papa, que se encuentra en la última fase del ciclo de producción. Los campos de pastoreo van quedando pobres de oferta de forraje; preocupa la llegada del frío y la disponibilidad durante el próximo invierno.

Cruz del Eje. Luego de varios días con cielo nublado, húmedo pero sin lluvias, las condiciones mejoraron a partir del miércoles. Se pudo avanzar con la recolección de los productos de la región. Progresan los lotes en producción de ajo y cebolla. Los campos de pastoreo se van degradando lentamente al aproximarse el invierno.

Norte. Durante la semana hubo nubosidad, pero también buenos períodos de sol. El avance de las trillas sigue marcando notables diferencias de resultados según zonas. En Río Seco, Los Hoyos y resto de la franja norte se consolidan resultados muy pobres a malos para la campaña de grano grueso. Esto cambia hacia el sur de San José de La Dormida; allí el panorama comienza a mejorar. Queda soja por levantar con rindes promedios de entre 20 y 25 quintales. Falta también recolectar buena parte del maíz y sorgo. Donde hay buena humedad de suelo se está sembrando trigo. La implantación de avenas, centenos y triticales está casi concluida.

Río Primero. Durante el fin de semana se colectaron 12 milímetros de lluvia. Los trigos que se habían sembrado en abril van naciendo muy bien, hay buena intención de siembra para esta campaña. Ahora se espera una buena lluvia para enfatizar la siembra. En soja queda por levantar entre el 10 y el 15 por ciento; en maíz, algo más. Los rindes dentro del departamento son muy variables, pero se pueden enmarcar entre 17 y 35 quintales para la soja y entre 65 a 100 quintales para el maíz. No falta pasto para la hacienda; las alfalfas se muestran muy bien, también se formulan raciones con grano de maíz.

Este. Las condiciones meteorológicas sobre el este de la provincia fueron cambiantes; en general predominó el frío, el cielo nublado y la inestabilidad. La recolección de grano grueso fue entorpecida por esas condiciones, quedan algunos pocos lotes de soja sin levantar, también maíz de segunda y sorgo. Los preparativos para la próxima siembra del trigo avanzan, hay buena humedad de suelo.

Bell Ville. Se comenzaron a sembrar los primeros lotes de trigo, aunque en buena parte de la superficie destinada a ese grano la humedad del suelo es pobre y los productores prefieren esperar que llueva algo más. En soja quedan muy pocos lotes por cosechar; en maíz el panorama es similar. En materia forrajera se dispone de reservas en escasa cantidad, las alfalfas han frenado en el rebrote por la época otoñal y las pobres lluvias.

Río Tercero. Aún no se pudo c

Temas en esta nota