La falta de humedad retrasa al trigo.

Luego de la inestabilidad que predominó la semana pasada, se instaló en la región el tiempo estable, aunque bastante frío y seco, como consecuencia de la formación de un área de alta presión en el centro del país...

27deMayode2005a las08:50

Luego de la inestabilidad que predominó la semana pasada, se instaló en la región el tiempo estable, aunque bastante frío y seco, como consecuencia de la formación de un área de alta presión en el centro del país. Por lo tanto, no hubo ingreso de frentes que aportaran humedad o variaciones térmicas significativas.

Tal escenario queda reflejado en los mapas, donde se puede observar que las bajas temperaturas abarcaron prácticamente a toda la región, excepto el ángulo extremo noreste. En cuanto a precipitaciones, se registraron sólo algunas lloviznas o lluvias menores en el sur de Buenos Aires y La Pampa, con beneficios variables y puntuales.

En cuanto al escenario productivo, se acentuó la necesidad de recarga de humedad en los niveles edáficos superficiales, fenómeno que frena el avance de la siembra de grano fino, principalmente en el centro y sur de la región. El panorama se complica con el frío instalado durante esta semana, que se tradujo en heladas, lo que retrasó los nacimientos de lotes ya instalados y la respuesta de pasturas más viejas.

En la provincia

Traslasierra. Estable y frío, con alternancia de sol y nubes. Las heladas del fin de semana ocasionaron severos daños en lotes de papa que se aproximaban a cosecha. En algunos casos, las pérdidas fueron totales. En secano, el frío también aceleró la pérdida de forraje verde. En tanto, continúa la recolección de soja y maíz.

Cruz del Eje. Estuvo algo nublado, con algunos días de sol. Las heladas frenan la disponibilidad de forraje y también existe inseguridad sobre la posible oferta de agua para las siembras de primavera, ya que los diques presentan cotas muy bajas. La pequeña superficie de ajo implantada en la zona y los lotes en producción de cebolla progresan sin inconvenientes. Por su parte, se encuentra en la recta final la recolección de aceituna aceitera, mientras se acelera la cosecha de algodón (alcanza el 40 por ciento de la superficie).

Norte. También hubo nubosidad, frío y días de sol. Las trillas siguen avanzando con resultados dispares según las zonas. Los campos naturales de pastoreo han perdido consistencia, al tiempo que ya se han implantado lotes con avenas, centenos y triticales.

Centro y este. El fin de semana hubo algunas heladas que afectaron la disponibilidad de forraje verde, además de retrasar el nacimiento y progreso de pasturas y verdeos sembrados esta temporada. También se demora el nacimiento de los trigos ya sembrados. En el departamento San Justo ya se ha cubierto cerca del 30 por ciento de la superficie de ese grano prevista para la presente campaña. La cosecha de soja está casi concluida, con rindes promedio de entre 18 y 20 quintales por hectárea. En maíz resta levantar cerca del 20 por ciento del área, pero la productividad de la zona se ubica en 70 quintales promedio, mientras que para sorgo, cae a 5.500 kilos por hectárea.

Villa María. El tiempo seco y frío siguió secando los suelos, por lo que la siembra de trigo sólo continuó en casos puntuales. La mayoría de los productores sigue esperando que llueva para asegurar la implantación. Por su parte, la cosecha gruesa se encuentra casi terminada (quedan sólo algunos lotes por de soja y maíz), con rindes de 35 quintales por hectárea para el poroto, y de más de 100 quintales para el grano. La oferta forrajera es ajustada, pero acorde a la época otoñal.

Zona manisera. El tiempo se mantuvo algo nublado, pero sin lluvias. Las condiciones para realizar las trillas fueron aceptables, por lo cual se pudo progresar en las tareas, que se habían frenado la semana pasada por las condiciones ambientales desfavorables. La cosecha llega al 50 por ciento de la s

Temas en esta nota