El campo argentino ante el desafío de una cosecha récord.

Con una producción total estimada en más de 83 M de toneladas, se alcanzará una nueva marca histórica. Infraestructura e inversión, rezagadas...

01deJuniode2005a las08:43

Con una producción total estimada en más de 83 M de toneladas, se alcanzará una nueva marca histórica. Infraestructura e inversión, rezagadas.

Los productores agropecuarios deberían celebrar. En 2005, se prevé una cosecha récord de 83,5 millones de toneladas de granos, con la soja, el trigo y el maíz a la cabeza.

Hasta el mes de mayo, los exportadores de oleaginosas y cereales liquidaron casi 5 mil millones de dólares, un monto auspicioso si se considera que en 2003 y 2004 se liquidaron divisas por 9.450 millones y 11.062 millones de dólares respectivamente, cuando los precios eran mucho más ventajosos.

No obstante, no todas son buenas noticias. Las falencias de infraestructura, el costo de los fletes y los altos gravámenes siguen siendo una preocupación para los hombres de campo, y así lo manifestaron a Infobae.com.

Enrique Crotto, quien dirigió la Sociedad Rural Argentina (SRA) durante 8 años señala que el récord agropecuario “es una muestra de lo que el sector puede hacer por el país, a pesar de la no existencia de una política agropecuaria, y las retenciones que son un lastre muy importante. Pero el campo entendió que tiene una responsabilidad y la está cumpliendo muy bien”.

El diputado Guillermo Alchourón coincide en la apreciación: “esta cosecha responde a que todavía los precios internacionales se han mantenido en niveles que permiten la rentabilidad a la producción argentina, aún soportando las retenciones, que es un impuesto que va al precio y no a las ganancias”.

Alchourón, ex titular de la SRA e integrante de las comisiones de Agricultura y Ganadería de la Cámara de Diputados explica el aumento de los rindes: “Evidentemente, dentro de las distintas actividades de la producción agropecuaria, todavía la producción de granos sigue siendo la más rentable, entonces es natural que haya habido una insistencia de los productores de volver a sembrar, y además ha habido condiciones favorables desde el punto de vista climático para también llegar a esta cosecha récord”.

“El clima es un factor importante –señala Alchourón- y también es muy importante el esfuerzo tecnológico que ha hecho la producción con la utilización de fertilizantes en una escala mucho mayor que en otras épocas. Y además, el sistema de la siembra directa que ha contribuido a bajar los costos de la producción”.

Algunos números no dejan de sorprender. Las previsiones de la cosecha de soja para la actual temporada llegan a los 38,85 millones de toneladas, mientras que la zafra maicera alcanzará el récord de 19,62 millones de toneladas.

Manuel Cabanellas, presidente de la Asociación de Confederaciones Rurales de Santa Fe, afirma que el sector agropecuario “es uno de los pocos que viene creciendo permanentemente a través de los años”.

Cien millones de toneladas

“Vamos a llegar rápidamente a los cien millones de toneladas –sostiene Cabanellas- y para eso hay que estar preparados. Los caminos están colapsados. Las rutas están colapsadas. Todo lo que tiene que ver con la llegada a los puertos es imposible de transitar con tranquilidad y seguridad”.

Guillermo Alchourón considera también que la posibilidad de una cosecha de tal magnitud está cerca porque “cada día progresamos más. El productor argentino tiene la condición de asimilar muy bien la tecnología y es actor de los progresos tecnológicos, de modo tal que los cien millones de toneladas no son ninguna quimera”.

“Diría que estamos cerca y en la medida que los mercados mantengan su nivel actual, que pareciera que no tienen en lo inmediato perspectiva de bajar los precios, se va a poder continuar incrementando la producción a través de nueva tecnología”, afi

Temas en esta nota