El Congreso da luz verde al aumento de los peajes.

Subirán 15% en Autopistas del Sol y del Oeste; avalan la dolarización de las tarifas en puertos...

09deJuniode2005a las08:09

El Congreso se apresta a convalidar, con su silencio, la dolarización de tarifas de las terminales portuarias y un aumento del costo del peaje en dos autopistas de acceso a la Capital Federal.

Si finalmente los dos acuerdos firmados por el Poder Ejecutivo con las empresas concesionaras pasan el trámite parlamentario, los usuarios de las Autopistas del Sol y del Oeste deberán pagar entre un 14% y un 15% más cada vez que atraviesen las cabinas de peaje. En tanto, para los importadores y exportadores que operen en el puerto de Buenos Aires las tarifas estarán fijadas en dólares.

Tras un intenso debate, el Senado avaló ayer esta dolarización, uno de los puntos más controvertidos del nuevo acuerdo que suscribieron la Unidad de Renegociación de los Contratos (Uniren) y las terminales del puerto capitalino.

En cambio, en la Cámara de Diputados el oficialismo decidió no sesionar esta semana con lo que dejará vencer el plazo de 60 días que tiene el Congreso para analizar el acuerdo. Ese plazo vence pasado mañana, con lo cual, al no haber pronunciamiento de una de las cámaras, el acuerdo quedará automáticamente aprobado. La misma suerte correrán los acuerdos con las autopistas: la falta de debate parlamentario significará la luz verde automática para el convenio con el Gobierno.

Los diputados justicialistas decidieron evitar el debate por una simple razón: no hay consenso interno para apoyar este polémico pacto. Kirchneristas y duhaldistas difieren en cuanto a sus alcances; mientras los primeros lo avalan sin objeciones, el duhaldismo advierte que la dolarización de las tasas portuarias sentará un "pésimo precedente" en la estrategia del país ante el tribunal arbitral del Banco Mundial (Ciadi).

La oposición en Diputados, si bien coincide con el pensamiento duhaldista, rechazó la decisión del bloque mayoritario de no sesionar. Por tal motivo, el radicalismo convocó para hoy a una sesión especial, a la que se sumarán los restantes bloques de la centroizquierda. De todas maneras, sin la presencia del PJ es más que factible que la sesión no prospere. "Este es un antecedente gravísimo -sostuvo el presidente del bloque de la UCR, Horacio Pernasetti (Catamarca)-. Es la primera vez que un dictamen se aprueba por sanción ficta por temor del PJ a perder una votación."

El diputado Claudio Lozano (CTA-Capital) también reprochó la actitud del PJ. "Se trata de un boicot al funcionamiento del Parlamento para evitar todo tipo de control", fustigó.

En definitiva, en virtud del silencio parlamentario el acuerdo sobre terminales portuarias quedará aprobado, al igual que el acta de entendimiento sobre peajes en las autopistas del Norte y del Oeste, cuyo plazo de tratamiento también vence pasado mañana. Este acuerdo, que dispone aumentos del 15 y del 14 por ciento respectivamente, fue avalado por el Senado en su sesión de ayer.

Críticas y defensas

Pero el contrato que mayor polémica generó ayer en la Cámara alta fue el de terminales portuarias. El senador Jorge Capitanich (PJ-Chaco), en un intento por amortiguar las críticas de la oposición, insistió en que la dolarización de las tarifas "no impacta en la posición argentina ante el Ciadi" y defendió esa prerrogativa en la necesidad de darle competitividad al puerto de Buenos Aires en relación a otros puertos, como el de Montevideo, Dock Sud y Zárate.

El radical mendocino Ernesto Sanz fue lapidario en su crítica al contrato. En relación con las tarifas, dijo que "viola varias disposiciones legales, empezando por la ley de emergencia económica y terminando por la resolución 38/02, que prohíben la dolarización". La senadora duhaldista Mabel Muller (PJ-Buenos Aires) también expresó su rechazo. "Sentará un pésimo precedente que será invocado por todas las e

Temas en esta nota