Brillaron las máquinas en Agroactiva.

La empresa organizadora informó que están presentes en el lugar 800 expositores...

11deJuniode2005a las07:59

La empresa organizadora informó que están presentes en el lugar 800 expositores, 2500 máquinas e implementos agrícolas en la muestra estática y 400 de ellos en las demostraciones dinámicas

Ballesteros, Córdoba.- Si alguien quería ver "fierros" y fue a Agroactiva, seguramente que se dio el gusto, porque si algo caracteriza a esta muestra a campo abierto es la cantidad de equipos en exhibición. A punto tal que en una jornada difícilmente se llegue a recorrer todos los stands.

Su edición 2005 se desarrolla en la Estancia "La Berta", situada sobre la ruta 9, a la altura de la localidad de Ballesteros, equidistante 25 kilómetros de Villa María y Bell Ville. Estará en funcionamiento hasta mañana.

La empresa organizadora de Agroactiva informó que están reunidos en el lugar 800 expositores, 2500 máquinas e implementos agrícolas en la exposición estática y 400 de ellos en las demostraciones dinámicas. Cuando el visitante extiende la mirada por el predio da crédito a tales datos.

También se ha contado este año con una sección ganadera, cuya gestión estuvo a cargo de la Sociedad Rural de Villa María. Por la zona, son mayoría los ejemplares de razas lecheras.

Según los datos oficiales, en la primer jornada -anteayer, que estuvo nublado y frío- ingresaron casi 27.850 personas y un número similar ayer.

El ánimo intacto

La dinámica de cosecha estuvo muy concurrida. Lo mismo sucedió con las sembradoras.

Allí LA NACION notó el ánimo de los productores. Todos protestan por la quita que sufren en los precios por la aplicación de las retenciones. Aunque saben de la negativa cerrada del gobierno nacional a considerar su rebaja -y ni hablar de su eliminación- lo mismo colocan a ese reclamo en el primer lugar de sus comentarios.

Durante la semana circuló la noticia de que iría a la muestra el ministro de Economía, Roberto Lavagna. El jueves quedó en la nada.

"Hay buen ambiente, incluso bastante gente tiene interés por alquilar campos y seguir sembrando algo más de hectáreas, a pesar de que no nos acompañan los precios y menos con estas retenciones que tenemos", comentaba Carlos Maero, productor (2000 hectáreas) y acopiador de Humberto Primo, provincia de Santa Fe.

¿Y cómo se concilia esa intención de ampliarse con precios bajos y retenciones?, se le pregunta. "Tiene una sola explicación: el productor es siempre un tipo que va para adelante, no baja los brazos. Aparte, con la maquinaria y la tecnología de punta que hay ?", empieza a contestar y se interrumpe para ver pasar a una de las potentes cosechadoras que se exhibieron sobre un lote de maíz.

De la misma zona es Hugo Berrote, 750 hectáreas. "¿Que cómo andan las cosas? "Maso?", dice. Y aclara: "Más o menos, porque tenemos un socio que se lleva muy mucho, nos cobran por exportar cuando todo el mundo subsidia para que sus empresarios exporten, es un contrasentido", sostiene. Aún así, reconoce, "seguimos en carrera, esto es mejor que el 1 a 1, el ánimo está intacto".

También mirando pasar las cosechadoras, está Ider Baggini. Quiere primero ocultar la edad, pero luego admite 75 años. Parece que tuviera diez menos. Es de Laborde, en el sudeste cordobés, y fue a Agroactiva con su hijo, Héctor, y tres nietos: Matías, Cristian y Ezequiel. Todos trabajan en el campo, 450 hectáreas y algo alquilan.

En esa zona han obtenido una cosecha "muy buena: sojas de primera de 50 quintales y de segunda de 33/35 quintales, jamás hemos visto esos rindes". Los atribuyen a una combinación de sistema de siembra directa, lluvias oportunas y, sobre todo, lotes en los que el antecesor fue el maíz, dónde la diferencia respecto a parcelas de soja sobre soja fue de 10 quintales.

¿Qué vamos a hacer con la cosecha? Y ? bueno, parte ya la hemos invertido en un tract

Temas en esta nota