Argentina, Brasil y Venezuela buscan crear un banco regional.

Hoy se reúne Lavagna con los ministros Palocci y Merentes para negociar...

Por
13deJuniode2005a las08:43

Hoy se reúne Lavagna con los ministros Palocci y Merentes para negociar.

Con la necesidad de comenzar a plasmar en hechos la prédica integradora de sus presidentes, los ministros de Economía de la Argentina, Brasil y Venezuela se reunirán hoy en Buenos Aires. En el temario que Roberto Lavagna tratará con el brasileño Antonio Palocci y el venezolano Nelson Merentes se destaca la proyectada creación de un banco sudamericano, que pueda financiar las obras de infraestructura que se proyectan a nivel regional.

La reunión entre los responsables económicos de los tres países con mayor PBI de Sudamérica se decidió en el encuentro que, el 9 de mayo pasado, mantuvieron en Brasil Néstor Kirchner, Lula Da Silva y Hugo Chávez. "En esa ocasión, los presidentes coincidieron en la necesidad de avanzar en la unión física de los países, la creación de un anillo energético y el financiamiento de las obras", recordó el subsecretario de Integración de Cancillería, Eduardo Sigal.

Según el funcionario, hay varias líneas de acción para traducir en hechos esas aspiraciones. Además de este capítulo de caracter económico, el titular de Planificación Federal, Julio De Vido, viajará hoy a Perú, para analizar con los ministros de Energía de la región el denominado "anillo energético", una red de gasoductos que permitiría capear las situaciones de emergencia.

Aquí, en Buenos Aires, el mayor desafío que tendrán Lavagna, Palocci y Merentes es encontrar una fórmula diferente para hallar el financiamiento que requieren ese tipo de obras, ya que actualmente toda la región soporta el peso de un fuerte endeudamiento con los organismos multilaterales con sede en Washignton, como el FMI, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial.

Una alternativa que ya barajaron los presidentes es la creación de una suerte de banco sudamericano, que absorba parte de las holgadas reservas monetarias que actualmente muestran las tres economías. "La idea es ver cómo hacer para que ese dinero se use en beneficio de nuestros países", razonó Sigal.

En las tertulias diplomáticas, el boceto más acabado para lograr ese objetivo involucra a la Corporación Andina de Fomento (CAF), con sede en Caracas; y el Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (Fonplata), que forman Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia. De todos modos, queda mucho terreno por recorrer. Por caso, la CAF —el brazo financiero de la Comunidad Andina de Naciones— ha ampliado su capital recientemente a una veintena de países, entre ellos la Argentina y Brasil, pero también España y México. Este organismo, además, acumula un patrimonio de 5.000 millones de dólares, muy lejano de los magros 350 millones que ostenta el Fonplata.

Según fuentes oficiales, los ministros dedicarán parte del tiempo a analizar la situación del BID, ya que su actual titular, Enrique Iglesias (quien se denomina un "amigo de la región"), anunció que dejará el cargo en setiembre. Brasil ya adelantó que quiere el puesto para Joao Sayad. Pero muy cerca de Lavagna —a quien también se lo nominó como candidato— dijeron que el tema es materia negociable.

La llegada de Palocci, por otro lado, reavivará las negociaciones entre los dos mayores socios del Mercosur. Lavagna volverá a recibirlo mañana con una agenda específica, en la que los mayores interrogantes pasan por saber si Brasil finalmente dará respuesta a la propuesta argentina para aplicar mecanismos de corrección a eventuales desequilibrios en el comercio bilateral.

Temas en esta nota